Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iván y Vanessa aprenden a ejercer su autoridad sobre Ainhoa

Seguir las normas es difícil para muchos niños que no reconocen la autoridad de sus padres. Ante las reglas, los más pequeños de la casa se rebelan y recurren al berrinche para hacer lo que quieren, como le ocurre a Ainhoa, que desobedece sistemáticamente a sus padres. A pesar de los intentos desesperados de los padres, los castigos y los gritos no surten efecto y la casa se convierte en un auténtico campo de batalla. 'Supernanny' ayudará a Iván y Vanesa a dar órdenes a su hija y con sencillas pautas conseguirán que Ainhoa atienda a sus órdenes.

Iván y Vanessa no recuerdan un día sin gritos en su casa. Las pareja se pasa el día regañando a su hija Ainhoa, que se niega a obedecer y a seguir las normas.
Igual que Ainhoa, muchos niños no respetan las reglas y sus padres son incapaces de ejercer su autoridad sobre ellos. Los más pequeños recurren a las pataletas y se pasan el día peleando con sus padres, que desesperados recurren a gritos y castigos pocos eficaces.
Para conseguir que los niños obedezcan, 'Supernanny' da unas sencillas pautas a los padres, que sin alterarse conseguiran que sus hijos reconozcan su autoridad, atiendan a sus peticiones y hagan caso.
- Dar las órdenes serenos, con un tono de voz tranquilo pero firme y una sola vez. La tranquilidad es importante porque los niños imitan el estado de ánimo y afrontar su actitudes de forma tranquila evita que los niños se alteren. 
- No dar más de una orden
- Después de dar una orden, nos retiramos. Si el niño no cumple la orden se la repetimos y nos volvemos a retirar.
- Siempre damos la opción de hacer lo que le pedimos con él.
- Evitar el abuso del tono de voz alto para que no pierda su eficacia.
- Aunque no hay que abusar del castigo, si hay que poner consecuencias. Para que la consecuencia sea eficaz tiene que ser muy clara y se tiene que hacer en el momento. Hay que decirles exactamente lo que va a pasar si no hacen lo que queremos y lo que ocurrirá si lo hacen. 
- No atender el comportamiento inadecuado y hacerles ver que la norma que hay que seguir es otra, ayuda a que lo niños reconozcan la autoridad
Cómo dar una orden
Para que los niños atiendan a las órdenes de los adultos es importante aprender a darlas de forma adecuada. Para conseguirlo, 'Supernanny' da unas sencillas pautas para que los niños entiendan las órdenes.
- Ponerse a la altura del niño y mirarle a los ojos
- Dar una única instrucción
- Una vez que hemos dado la instrucción, hay que pedir al niño que nos repita lo que tiene que hacer para asegurarnos de que lo ha entendido
- Si el pequeño no es capaz de explicarnos lo que tiene que hacer, repetimos el mismo mensaje y le pedimos que lo vuelva a repetir la orden
- Cuando el niño ha entendido la orden tenemos que hacer con él lo que hemos pedido