Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paula y Daniel se eternizan al comer

Raquel y Juan Antonio están desesperados. Sus hijos se eternizan a la hora de comer, lo que impide que los niños puedan realizar cualquier otra actividad. Además, el pequeño, Daniel recurre al berrinche para conseguir lo que quiere. La situación en casa es insostenible y ha provocado que el matrimonio discuta con frecuencia.

Desde que salen del colegio, Paula y Daniel pasan la mayor parte de la tarde delante de un plato de comida. Los pequeños tardan hora y media en comer - también en  merendar y cenar - por lo que apenas tienen tiempo para realizar otra actividad hasta que se van a la cama.
Paula y Daniel se resisten a probar cualquier alimento y sus padres, Raquel y Juan Antonio, están agotados de luchar para que coman algo.
Además, Daniel, el pequeño de los hermanos, llora por todo y Raquel acude de inmediato a cada llamada. Las exigencias y los lloros de sus niños han terminado desquiciando a Raquel. Los nervios se han apoderado de ella y discute constantemente con su marido.
La comida no es el único problema en esta casa. Paula y Daniel se pegan por todo. Los escasos minutos que dedican al juego son momentos de pelea y llanto.
Supernanny les explicará cuáles son las claves para instaurar un buen hábito de alimentación, les descubrirá cuáles son los errores que impiden que haya armonía familiar y les enseñará a los padres a coordinarse para evitar desacuerdos.
Raquel y Juan Antonio trabajarán duro para mantener la calma ante las exigencias de sus hijos y conseguirán disfrutar de su tiempo libre en familia