Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuria y Juan Antonio no pueden controlar a sus hijos

Los pequeños recurren a los lloros y consiguen siempre lo que quieren.

Nuria y Juan Antonio no tienen ni un minuto de descanso con los pequeños que saben como conseguir lo que quieren. Los celos marcan la relación entre Diego, Gonzalo y Adriana. Los tres hermanos, que desobedecen de forma sistemática a sus padres, intentan captar la atención de de cualquier manera. Los lloros y los berrinches se han convertido en algo habitual en esta familia, en la que apenas existe tiempo para el juego.