Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Supernanny' regresa a Cuatro el viernes a las 22.30 h.

Vuelve 'Supernanny'cuatro.com

Padres en paro que han pasado a encargarse personalmente de los niños y se encuentran desbordados por la situación; abuelos que se hacen cargo de sus nietos; padres primerizos a los 50 años; una madre soltera con un hijo adoptado; casos de hijos únicos, familias numerosas o progenitores que tratan de recuperar el respeto de sus hijos. Todos ellos requerirán la ayuda de 'Supernanny', el coach más veterano de Cuatro, que estrena su octava temporada el viernes 19 de octubre a partir de las 22.30 h.

Las rabietas y los lloros tienen los días contados. Rocío Ramos - Paúl regresa con 'Supernnany' para terminar con la tiranía de los más pequeños, que se han hecho con las riendas de sus familias e imponen su criterio gracias a sus pataletas. Los más pequeños serán destronados gracias a 'Supernanny', que en su octava temporada se enfrentará a situaciones nuevas. Padres en paro al cuidado de los niños, madres solteras, hijos preadolescentes y padres primerizos a los 50 años serán algunos de los casos en los que Rocío Ramos - Paúl intervendrá.
La figura paterna, una de las prioridades de 'Supernanny' esta temporada
En un periodo en el que la crisis económica ha provocado que los progenitores estén más presentes en el hogar, Rocío Ramos-Paúl, conductora de 'Supernanny', dedicará esta temporada una especial atención a la figura paterna de cada familia y su papel en el hogar y la educación de los hijos. "En la situación que vivimos y con las terribles cifras de paro actuales ha habido muchos padres que se han hecho cargo de los hijos y curiosamente se producen dos consecuencias claras: valoran más el trabajo en casa y encuentran muy satisfactorio hacer esta labor", asegura Rocío Ramos-Paúl.
Antes de la llegada de 'Supernanny' y, como consecuencia de la dificultades económicas que sufren algunas familias, los padres se muestran más irascibles y preocupados. "No podemos permitir que los niños se echen la culpa de lo que ocurre en casa. Eso sí, habrá que contarles las cosas con un discurso adaptado a su edad y características personales", añade la coach.
Además, la presencia continuada de los padres en el hogar provoca que en ocasiones adopten decisiones sobre la educación de los hijos que anteriormente tomaban las madres en solitario. La falta de acuerdo en la pareja puede generar conflictos en la familia, por lo que 'Supernanny' mediará para tratar de llegar a soluciones que beneficien a todos.
Junto a problemas como rabietas, llantos, gritos, celos y rivalidad entre hermanos, el programa producido por la cadena en colaboración con MagnoliaTV atenderá también en esta temporada a niños mayores que insultan, se pelean, se niegan a cumplir con sus tareas y se van de casa cuando se enfadan.
 'Contratos' para pactar la realización de las tareas escolares y pautas para superar situaciones de cambio dentro de la familia
Uno de los problemas a los que se enfrentará en esta etapa 'Supernanny' y que será uno de los mayores motivos de enfrentamiento entre padres e hijos es la realización de los deberes escolares. Rocío indicará a los progenitores las líneas de trabajo a seguir para que los niños se responsabilicen de sus tareas con éxito. Para ello, se apoyará en un nuevo instrumento de trabajo: los 'contratos', con los que los padres tendrán que pactar con sus hijos mayores el cumplimiento de unas tareas que recibirán sus correspondientes recompensas. "Si el adulto decide imponer su criterio sin más, generará una relación marcada por la agresividad, pero si los padres entienden que ambas partes tienen que ceder para llegar a una solución comienza a establecerse las pautas de relación con un hijo que se va pareciendo cada vez más a un adulto", dice la coach.
Por otra parte, la psicóloga ayudará a los padres a enfrentar nuevas situaciones en el ámbito familiar - como la llegada de un bebé o el traslado a otra vivienda - para que los niños se adapten lo mejor posible a los cambios.
Un niño de 10 años al que le cuesta hacer los deberes y su hermano de cuatro años que se niega a comer, primer caso
Juanma, un padre en paro poco acostumbrado al ritmo de la casa, y Elena, una madre habituada a tomar todas las decisiones, tendrán que aprender a aunar fuerzas para hacer cumplir las normas a un preadolescente que no admite reglas y a un niño que se niega a comer. Éste será el punto de partida para la intervención de 'Supernanny' en el primer caso de la temporada.
En esta emisión, Rocío Ramos-Paúl visitará a esta familia. Juanma siempre había pensado que Elena exageraba cuando hablaba del comportamiento de sus dos hijos, pero desde que se ha quedado en paro es testigo de la tensión que reina en la casa. Por su parte Elena, acostumbrada a resolver los conflictos ella sola, prefiere que su marido no intervenga porque no comparte los mismos criterios. El resultado es que, sin pretenderlo, Elena y Juanma se desautorizan frente a sus hijos continuamente.
Su hijo Víctor es un niño de 10 años que se rebela contra las órdenes que imponen sus padres con continuas faltas de respeto. Sus reacciones son cada vez más violentas: cuando no consigue lo que quiere, no duda en insultar, empujar e incluso escupir. El momento más crítico llega a la hora de sentarse a hacer los deberes.
Rubén, de cuatro años, es un niño muy desobediente que sigue el mismo camino que su hermano. Lo que más le preocupa a Elena del pequeño son las comidas, que las describe como auténticas pesadillas que se alargan hasta acabar con su paciencia.
'Supernanny' intervendrá ayudando a Elena y Juanma a repartirse las tareas y enseñándoles a colaborar en la misma dirección sin quitarse la autoridad uno al otro. Además, establecerá un hábito de estudio con Víctor y Rubén aprenderá a comer a sus horas lo que le corresponde, sin levantarse de la mesa y sin jugar con los alimentos.
'Supernanny' cerró su pasada temporada con un 8,9% de share
El coach más veterano de Cuatro alcanzó su pasada temporada una media de  1.459.000 espectadores (8,9% de share), frente al 5,1% y 838.000 espectadores de La Sexta. En target comercial, además de incrementar su ventaja con La Sexta (11,5% vs. 6,5%) también superó a Antena 3 (11,5% vs. 9,2%).
Por edades, 'Supernanny' lideró de forma absoluta su franja de emisión entre los jóvenes de 4 a 12 (12%) y 25 a 34 años (16,3%) y superó la media obtenida a nivel nacional en Canarias (11,1%), Castilla-La Mancha (10,1%), Andalucía, Madrid y Valencia (todas ellas con un 9,7%) y Aragón (9%).