Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nuevos modelos de familia, objetivo de la nueva temporada de 'Supernanny'

Con el paso de los años los modelos de familia ha evolucionado y la familia tradicional no es la única presente en nuestra sociedad. Cada vez más abuelos crían a los nietos y más padres intercambian sus roles que tradicionalmente habían ejercido en casa. 'Supernanny' es consciente de estos cambios estructurales y los casos que afronta en esta nueva temporada es un fiel reflejo de ellos.

Supernanny ha sido testigo directo, durante los últimos años, de cómo se ha ampliado la diversidad familiar. Han aparecido nuevas estructuras y en esta nueva temporada, Supernanny vuelve a ser un reflejo de los cambios que transforma a nuestra sociedad y veremos cómo los roles tradicionales padre-madre pueden ser intercambiables, cómo una madre divorciada debe aprender a coordinarse con los abuelos para poder educar a sus hijos con unos parámetros unificados, cómo la llegada de un bebé puede desestabilizar una familia, cómo una mala relación entre dos hermanos afecta a todo el ambiente familiar o cómo un niño muy temperamental puede desplazar a un segundo plano a su hermana mayor.
La crisis ha obligado a los padres a quedarse al cuidado de los hijos mientras las madres son las que trabajan fuera de casa y muchos abuelos tienen que echar una mano a las familias… Pero, ¿afecta esto al desarrollo evolutivo de los niños? ¿Son necesarios nuevos enfoques a la hora de educar? Evidentemente sí. Ante estas nuevas estructuras hay que crear nuevas respuestas para afrontar la educación y se requieren nuevos métodos de trabajo. Una vez más, Supernanny está dispuesta a ser pionera en la adaptación a los nuevos tiempos. Supernanny analizará las causas directas de estos comportamientos inadecuados y ofrecerá soluciones para superar las dificultades por las que pasa la familia, mejorando en todos los casos el ambiente que reina en la casa.
Piedad, una madre divorciada a la que ayudan los abuelos en el primer programa
Piedad es una madre divorciada con tres hijos que vive en un constante estrés. Día tras día debe organizar su casa, atender a sus hijos y acudir a su puesto de trabajo en un supermercado.El tiempo que ella trabaja, los niños se quedan con los abuelos. Sin embargo, cuando recoge a los tres pequeños se encuentra con que no han hecho nada y, a pesar del cansancio acumulado, es ella la que tiene que hacer frente a baños, deberes y demás tareas. La situación está minando la relación familiar y las discusiones son frecuentes. Aunque sabe que la ayuda de sus padres es muy valiosa, la forma de educar de los abuelos, que creen que Piedad es muy blanda, no convence a Piedad.
Andrea (10), Lucía (7) y Nacho (4) son los tres pequeños protagonistas de esta primera entrega. Su educación se ha convertido en un auténtico problema para su madre, que no sabe cómo solventar los problemas que le han ido surgiendo. Andrea es demasiado independiente, Lucía muy protestona y Nacho es el consentido de la familia, pero lo que más preocupa a su madre, es la falta de autonomía que tienen los tres. Piedad y sus padres hacen lo que pueden pero cada uno a su manera y sin unas normas claras, situación que aprovechan los niños para no cumplir con sus tareas.
Ante esta complicada situación familiar, la prioridad de Supernanny será establecer una rutina con unos horarios marcados para que los niños realicen sus actividades dentro de un orden, al margen de estar en casa de su madre o de sus abuelos. Además, Rocío Ramos - Paúl enseñará a Piedad y a sus padres a coordinarse para seguir ambos las mismas pautas y evitar que los niños se salgan con la suya.