Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alba y Rubén, premiados por su buen comportamiento

Sus padres los llevan al parque de bolas porque Alba ya puede separarse de su madre

¡Por fin! Alba y Rubén consiguen el premio que tanto deseaban. Después de una larga temporada adaptándose a las nuevas normas, los pequeños han cambiado su comportamiento y Alba consigue despedirse de su madre sin coger ningún berrinche. La familia pasa una tarde inolvidable y Verónica y Vicente disfruta viendo a sus hijos felices y tranquilos.