Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gannicus se enfrenta a un combate decisivo en el final de 'Spartacus: dioses de la arena'

Gannicuscuatro.com

La apertura del nuevo anfiteatro de Capua promete un verdadero espectáculo de lucha con Gannicus como protagonista.

Gannicus ha demostrado con su valor y destreza con la espada que no tiene rival en la arena. Son muchos los hombres que han perdido la vida víctimas de sus certeros y mortales estoques y sólo uno, Batiatus, a quien ha encumbrado a la gloria con su habilidad en el combate. Gannicus, el primer gladiador del ludus, participará en los juegos inaugurales del nuevo anfiteatro de Capua, en el desenlace de la serie 'Spartacus: dioses de la arena', que Cuatro ofrecerá mañana martes 16 de octubre, a partir de las 22:45 horas.
Nominada al Premio Emmy a la Mejor Coordinación de Especialistas en 2011 e interpretada por Dustin Clare, John Hannah, Lucy Lawles y Manu Bennett, la ficción creada por Steven S. DeKnight anota una media de 1.324.000 espectadores y un 7,2% de share, con una ventaja de 1,2 puntos sobre La Sexta (6%).
Además de elevar en el target comercial su media nacional hasta alcanzar el 8,6% de cuota, la precuela de 'Spartacus: sangre y arena' registra una destacado seguimiento entre los espectadores de 25-34 años (9,7%) y el segmento de 35-54 años (8,8%), así como en los mercados autonómicos de Castilla y León (9,4%), Euskadi (9,2%), Asturias (9,1%), Castilla-La Mancha (8,6%), Aragón (7,7%) y Madrid (7,5%).
En el úlimo capítulo....
En el episodio final, Batiatus trata de vengarse de Tullius, a quien culpa de todas las desgracias sucedidas en el ludus. Por otra parte, la apertura del nuevo anfiteatro de Capua promete un verdadero espectáculo de lucha con Gannicus como protagonista.
Mientras tanto en la villa de la familia Batiatus, Naevia reemplaza a Melitta como esclava personal de Lucrecia, que promete a la bella joven que ningún hombre la tocará jamás como le ha sucedido a Diona, otra de sus esclavas.