Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El negocio de las bragas usadas

El negocio de las bragas usadas ha supuesto una oportunidad para muchas profesionales del porno que, como Gala Brown, ha visto cómo sus fluidos cotizan también fuera de cámara. “Estas bragas que llevo puestas justo las voy a vender, tengo que llevarlas todo el día para dejar mis fluidos y poderlas enviar”, asegura la actriz. Unas bragas que le costaron 3 euros y las va a vender por 70 euros.