Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gerardito de Pan Bendito, la gran estrella del humor, llega a 'Sopa de Gansos'

Florentino Fernández y Dani Martínez presentan el programa de comedia de Cuatrocuatro.com

Es imposible caerle bien a todo el mundo. Lo saben las estrellas de cine, los futbolistas y también los cantantes de fama internacional. Por saberlo, lo sabe hasta el propio Langui. La estrella de “Chiringuito de Pepe”, ganador de dos premios Goya y uno de los estandartes del hip hop nacional, también tiene enemigos. El peor de todos ellos es Gerardito de Pan Bendito, un tipo que bien podría ser su alter ego pero que no da la talla ni por “alter” ni por ego. Así que se conforma con criticarle desde el escenario que cada semana vigilan y custodian Flo y Dani Martínez. Las miserias del polifacético actor quedarán expuestas, eso sí, con mucha ironía y mala leche, mañana jueves, 13 de agosto, a partir de las 22:45h en Cuatro.

Para seguir con la línea de humor más socarrón, el programa contará esta semana con la participación de Enrique San Francisco, que como tantos otros cómicos españoles pasa las horas buscando una novia que le entienda, le comprenda y sobre todo que le aguante. Problemas de tolerancia también tiene J.J. Vaquero, que no termina de congeniar con los ingleses que tienen a mal cruzarse en su vida.
El análisis más terrible de la televisión llegará de la mano de Agustín Jiménez, que ofrecerá un pormenorizado repaso a los mejores/peores productos de la teletienda, incluidos la gama de cuchillos que cortan clavos pero no tomates o los cosméticos hechos con baba de caracol.
Además, Paco Calavera relatará sus terribles experiencias intentando disfrutar de una película con su abuela y Luis Larrodera hará un nostálgico repaso por las chucherías de nuestra infancia.