Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El monólogo de Eduardo Aldán: ¿Recuerdas lo que llevabas en el estuche del cole?

¿Quién no mostraba con orgullo en clase sus bolígrafos nuevos, sus sacapuntas de dos agujeros y las revolucionarias gomas que borraban el boli? Todos lo hacíamos. Pues bien, Eduardo Aldán nos recuerda que, en el cole, siempre había algún compañero que tenía mejores artículos que tú. Y le odiabas por ello.