Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fugitivos encuentran el teléfono escondido en el baño del refugio

El marido de Marta se encuentra el teléfono móvil escondido en la cisterna del baño. El propietario del móvil se ha encargado de borrar todos los contactos y el registro de mensajes y llamadas. Mientras los refugiados se preguntan quién es el traidor, llega un mensaje: “Lola ha hecho un pacto, va a decir dónde está el refugio, tienes que irte YA”.