Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los contagiados acuerdan unas normas para “protegerse” de ellos mismos

Marta da las pautas de las normas para la supervivencia de los contagiados por el virus de la rabia. No se pueden usar móviles, ni contactar con el exterior, además, deberán dormir encadenados y hacer guardias. “Debemos protegernos de nosotros mismos, tenemos que estar alerta, vigilarnos los unos a los otros, ahora este sitio es nuestra casa y solo nos tenemos a nosotros”, dice.