Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Secretos, expulsiones, hooligans e 'hilos de búbeda', en la segunda entrega tróspida

La segunda entrega de los tróspidos ha estado cargada de emociones y, sobre todo, de perlas y patadas al diccionario. Las madres de los solteros han conocido los secretos de sus pretendientas más queridas y odiadas y éstos se han guiado por ellas para llevar a cabo sus primeras expulsiones. Además de despedidas, cómo no, también ha habido besos y celos. Muchos celos. Lo que a las pretendientas no les ha quedado muy claro es qué fue exactamente La Movida Madrileña.

Tanto los pretendientes como los solteros nos han dejado ver quiénes son realmente en este segundo programa cargado de citas y expulsiones. Todos nos han dado su visión de la vida y de su propia personalidad, como Pili, que cree tener el mismo coeficiente intelectual que Einstein.
Pili: "Soy algo así como Einstein"

La madre de Rafa ha decidido llevarse a las chicas de Rafa a darse un relajante masaje y ha aprovechado para conocerlas un poco mejor. Pili ni corta ni perezosa ha acabado confesando que "desde pequeña tenía mucha inteligencia" y, lo era tanto, que se ha llegado a comparar con el mismísimo Albert Einstein. Pero María Luisa no se lo ha creído mucho.
Brian: “Que me lío y me voy por los hilos de búbeda”

Sandro ha expulsado a Brian porque no ha entendido sus teorías sobre la vida. Teorías como ésta: “Si estoy con una persona gay, me gusta una persona gay, no un macho. Pero, bueno, una cosa no quita a la otra. En fin, que yo me voy por los hilos de búbeda”. Sandro cree que Brian tiene muchos valores pero que entre ellos sólo podría haber amistad.
Cristina, a María José: "Además, con lo maricón que soy yo"

María José ha querido conocer un poco más a fondo a una de las candidatas de su hijo y se ha ido a dar una vuelta con Cristina. Para la joven la madre del súper modelo es un encanto, "es lo más", ha dicho, y sería capaz de empadronarla en su casa. Pero MJ se ha quedado a cuadros cuando le ha dicho "maricón".
Rosa y su nueva palabra: "Al Linkin doi"

Madre e hijo han dialogado antes de que Rosa se fuera a conocer un poco más a los candidatos de su hijo. Pero antes Sandro le ha dicho que en la cita que tuvo con ellos notó algún que otro tonteo entre Vicente y Ra. Y eso Rosa no lo va a permitir, "Voy a estar pendiente de estos dos, voy a estar al linkin doi", le ha dicho.
Fátima: “Que me cague una paloma aquí mismo y me deje ciega y sorda”

Las pretendientas de David están súper aburridas. El soltero ha intentado amenizarles el día haciéndoles cruzar un semáforo en rojo con los ojos tapados y sentándose en corro en una zona de césped. Fátima estaba tan apática que ha rogado a Dios para que le cagase una paloma encima, dejándola sorda y ciega.
Noelia: “Buceaba con tiburones blancos y con una bombona de butano”

Con su particular manía de no hilar bien las frases, Noelia le ha explicado a David el trabajo que desempeñó cuando estuvo en Canarias: “Fui relaciones públicas de tiburones blancos y nos enseñaban a respirar con bombonas de butano”. En seguida, se ha dado cuenta de error, pero el soltero tampoco ha sabido adivinar de qué estarían llenas esas bombonas: “No sé porque yo no buceo. De CO2, supongo…”.
Rafa: "Hoy era Top Crun"

Como él es así y lo demuestra en todo lo que hace, ha decidido que tenía que comprarse una avioneta. No tenía muy claro que modelo elegir, por eso, ha pedido consejo a sus chicas. Kristiane ha sido la que más ímpetu ha puesto ya que le confesó que era una apasionada de estas aeronaves. Mientras que a Sara este tipo de cosas le parecen lo más, ella es la exclusividad personificada.
Diego: “Soy un hombre desalmado y sin corazón, pero me gusta”

Diego ha pasado de besar a Bea a escondidas en el Museo de Cera, a expulsar a Nuria sin ningún atisbo de duda. Cree que es una chica “muy callada” con la que no ha tenido demasiado contacto. “Soy un hombre desalmado y sin corazón. Estoy quedando fatal, pero me encanta”, ha dicho tras la expulsión.
El desfile súper sexy y glamouroso de Sarita

Markus ha traído a sus chicas a la piscina para conocerlas mucho mejor. Y ha sido testigo de un desfile muy sensual, una a una han hecho su particular pasarela, algunas lo han hecho con fuerza y otras como de "fiesta", hasta que le ha llegado el turno a la Princess. "Ahora más que nunca es un putón familiar", ha subrayado.