Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro expulsiones, un abandono... ¡y muchos secretos inconfesables!

Después de una nueva ronda de citas, los solteros han tenido que expulsar a uno o una de sus pretendientes/as. Leo tenía que eliminar a dos y ha optado por Erika y María S. Sorprendentemente, Víctor ha expulsado a Ana, la chica adicta a las piruletas; Roi se ha deshecho de Edgar, en contra de la opinión de su madre y Lis ha decidido abandonar a Fran por no poder soportar los celos.

Víctor expulsa a la chica adicta a las piruletas
Aunque tuvieron mucho ‘feeling’ en su presentación, Ana y Víctor no han congeniado demasiado bien en su última cita. El soltero ha llevado a sus chicas a un barco de madera gigante que hay en un paeque, un plan que a Ana le ha parecido de lo más aburrido: “Si hubiésemos ido a tomar unas cervezas, pues mucho mejor”, ha dicho la pretendienta. Sin embargo, el detonante que ha provocado la decisión de Víctor ha sido conocer el secreto de su soltera: cuando era adolescente, se escapó de casa y no volvió hasta que la encontró la policía.

Otro secreto ha perturbado a este niño grande. Cuando se ha enterado de que a Anisley lo que le gusta es acostarse con ‘cincuentones’ se ha llevado un disgusto tal que se ha puesto a llorar, quejándose de su mala suerte: “¿Por qué la vida siempre me pone obstáculos si yo lo único que quiero es ser feliz?”, ha dicho con un sofoco que su madre no llegaba a entender. Después de tanta lágrima, era probable que la expulsara pero Víctor ha preferido deshacerse de Ana.
Lis abandona a Fran
Las pretendientas de Fran han vivido una jornada intensa. Primero, han pasado el día con su suegra en una tienda de lencería porque Mari Carmen tiene la costumbre de regalar unas ‘braguitas’ a las nuevas amigas de su hijo. Todas han elegido un tanga menos Sara porque su suegra esteba empeñada en que las chicas ‘gorditas’ tienen que llevar bragas.

Después, han ido a practicar ‘paintball’ con Fran y todo parecía marchar bien hasta que el soltero ha recibido una carta de Lis que decía lo siguiente: “Lamento tener que despedirme así pero no puedo volver a verte. Me quedé mal después de saber que besaste a Houda. Vine aquí para que fueras mío y me di cuenta de que no voy a aguantar verte tontear con otras. Estoy sgeura de que era la mejor opción para tu vida pero no creo que tú seas la mejor para la mía. La decisión está tomada y me vuelvo a Barcelona con mi familia”.
Houda ha sido el foco de varios conflictos en este programa. No sólo ha causado los celos desatados de Lis, sino que su secreto, que es bisexual, ha perturbado mucho a Mari Carmen: “Era mi favorita pero ya no la quiero para mi Fran. Las peras son peras y los plátanos son plátanos”.
Alexis no puede decidirse y no expulsa a ninguna chica

Alexis se lo ha pasado muy bien con todas sus chicas, especialmente con Svetlana, que le dejó con la boca abierta en una de sus citas. Estando todas tomando el sol en una azotea de Madrid, la viuda se levantó de repente, se agarró a una de las barras del chiringuito y se marcó un ‘pole dance’ con una flexibilidad pasmosa digna de admirar. Para el soltero, ella es la más divertida y Loli “la más sosa” pero, aun así ha decidido no expulsarla, ni a ella ni a ninguna, con una advertencia general: “Esta vez no he sido capaz de tomar la decisión pero, a lo mejor, el próximo día os vais dos u os vais todas”.
Edgar, muy indignado por haber sido el expulsado de Roi

A pesar de que, en la primera cita, Roi empezó a arrepentirse de haber escogido a Gaby, el soltero todavía no se ha deshecho de él. Tanto Roi como Belén han conocido, por fin, el secreto del andaluz: sufrió obesidad cuando era pequeño. No les ha impresionado tanto como esperaban pero les ha parecido positiva la actitud de Gaby ante un problema así. En contra de la voluntad de su madre, Roi ha optado por expulsar a Edgar, que se ha tomado fatal su eleminación: "No entiendo por qué he tendido que ser yo si soy guapo, listo, inteligente, atractivo y además tengo cinco perros".
Leo expulsa a dos de sus chicas: Erika y María S.

Como le sobraba una chica del programa anterior, el amante argentino ha tenido doble sesión de expulsión. Primero ha decidido eliminar a Erika. “Su belleza interior no me gustaba”, es el argumento que ha dado y al final de la jornada ha tomado una nueva decisión: “Voy a expulsar a María S. porque lleva una onda que no tiene nada que ver con la mía. La veo más como una amiga o como una hermana pequeña”.