Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una embarazada, una "pija-perra" y la niña del exorcista, en el regreso de los tróspidos

Cinco solteros y cinco… ¿madres? No. En este caso, no. Cuatro madres y un padre acompaña como consejero a su hijo para encontrarle a la esposa perfecta. Ellos y ellas son los protagonistas de la nueva edición de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?, que este año viene sorprenderá con unos pretendientes  y pretendientas de máxima extravagancia y originalidad.

Armando y Alexis, Mari Carmen y Fran, Roi y Belén, Víctor y Merche y Leo y Silvia son las parejas de madres (y padre) e hijos que han disfrutado ya del primer contacto con sus candidatos y candidatas para ser la pareja perfecta. La jornada de las presentaciones ha estado cargada de sorpresas y de momentos inesperados como bailes improvisados, representaciones de óperas, musicales y telenovelas, teorías filosóficas, risas y llantos. Así han sido las primeras citas de los solteros:
Armando y Alexis: de una embrazada a una adicta a las telenovelas
En su primer encuentro con sus pretendientas, Alexis y Armando han podido escoger entre una gran variedad de mujeres. Sorprendentemente, se han quedado con la primera mujer embarazada que se ha presentado al concurso y con una vuida amante de la ópera que podría pretender a cualquiera de los dos. Ya lo advirtió Alexis: “Mi padre es, fue y será toda la vida un mujeriego. Mis amigos me dicen que me va a ‘levantar’ a todas mis pretendientas”. A quien han descartado es una fanática de las telenovelas, queha improvisado una dramática escena para ambos y les ha dicho adiós casi entre lágrimas. Finalmente, las elegidas han sido: Loli, Xio, Valeria, Marta, María y Svetlana.
Víctor elige a las candidatas más morbosas

Víctor ha elegido a las chicas más salvajes que se han sentado frente a él: a una oriental que trabaja como modelo erótica, a una chica que tiene la necesidad de pasarse el día chupando piruletas, a una alocada rubia que se define a sí misma como una mezcla entre "una pija y una perra", a una exótica cubana con la que comparte el amor a los animales... El que parecía ser el soltero más infantil ha resultado ser el más avispado y ha decidido unilateralmente, sin contar apenas con el consejo de su madre. Finalmente, las escogidas han sido: Mitsuki, Cristina, Anisley, Andrea y Ana.
Fran y Mari Carmen, una madre con mucho salero
Mari Carmen se ha vestido de gala para acompañar a su hijo a su primer encuentro con sus pretendientas. La primera, Houda, le ha parecido ideal: una fornida musulmana cuyo padre trabaja en el consulado. Mari Carmen le ha dado el visto bueno a casi todas las gorditas, menos a una, Sara, que se ha presentado como una mujer muy apta para el orden y la limpieza, algo que la madre se ha tomado como una amenaza. A Fran la que más le ha gustado ha sido Loles, una rubia voluptuosa que asegura que necesita practicar el sexo unas cinco o seis veces al día. Finalmente, las escogidas han sido: Loles, Melania, Lis, Houda y Sara.
Roi, Belén y el candidato filosofal

Derrochando belleza, Roi y Belén han estado muy seguros a la hora de elegir a sus candidatos. Inmeditamente han descartado a algunos demasiado extravagante para ellos, como un imitador de 'Bob Esponja' o un soltero que se definía sí mismo como un "Aristóteles" moderno y han escogido a los más afines a su estilo: jóvenes modernos y atractivos. Con una excepción: también se han quedado con un transexual llamado 'Pupi', que se ha presentado con un vestido confeccionado por peluches y les ha deleitado con su número estrella: el de la niña del exorcista. Finalmente, los escogidos han sido: Raúl, Gonzalo, Gabi, Edgar, Sergi y, por supuesto, Pupi.
Leo, enamorado de las chicas y su madre, del mate

En su primer contacto con las pretendientas, Leo ha demostrado ser exactamente como decía su madre: un mujeriego. Se ha enamorado inmediatamente de la primera chica que ha llegado para conquistarle y luego se ha enamorado de la siguiente y de la siguiente, mientras su madre, que se pasó la jornada bebiendo mate, le regañaba por ser tan enamoradizo. Finalmente, sus elegidas han sido: Marta, Erika, Marta M., Sara, María s. y Leti, siendo ésta última una sorpresa por no ser en absoluto el prototipo de Leo (es una mujer muy masculina y poco dedicada a su estética) y por no haber mostrado los ojos en ningún momento de la presentación.
Besos, celos y arrepentimientos desde la primera cita
Una vez terminado el proceso de selección, los solteros han disfrutado de la primera cita con sus pretendientes. A Leo y a Fran les ha sobrado tiempo para comenzar a besarse con sus pretendientas, lo que ha desatado los celos inevitables de las demás. Por su parte, Roi se ha arrepentido de haber elegido a gabi, por consejo de su madre.