Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara, una adicta a la limpieza que rivaliza con la madre de Fran

En principio, Sara se ajustaba perfectamente al cánon de mujer que le gusta a Mari Carmen: una jovencita con curvas que no promulga su adicción al sexo. Pero cuando, la pretendienta ha dicho que es muy exigente en cuanto al orden de la casa, hasta el punto de ordenar la ropa por colores, la madre de Fran se ha sentido amenazada.