Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anisley, a Víctor: “Aquí está tu muñequita cubana”

Anisley y Víctor han congeniado gracias a su amor por los animales. Ella le ha contado que su adorado perro se murió el año pasado y él se ha puesto a llorar recordando a su gato muerto. La escena ha ascendido a un dramatismo tal que ambos se han levantado, se han abrazado y se han dado mutuo apoyo en su desconsuelo. Lo que los animales ha unido, que no lo separe el hombre.