Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los besos de Leo y María provocan los celos

Leo y sus chicas disfrutaban de un baño en la piscina, pero quería quedarse a solas con María y sus chicas se mostraron reacias a marcharse. Con la excusa de que fueran encendiendo el fuego, Leo consiguió que se marcharan pero, apenas surgió el primer beso, los celos se desataron: “No sabemos encender el fuego”, decían; Leo subió los brazos en señal de inocencia, pero lo cierto es que los besos, los abrazos y los celos, continuaron.