Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El barro, una excusa para derribar las defensas de Pedriño

En la segunda parte de su cita, Manu y  Pedro a lo ‘yo te doy cremita, tú me das cremita’, se han untado de barro, han tomado el sol y… Por fin se han cogido de la mano. Pero hubo más ya que más tarde disfrutaron de una siesta o, más bien, “siesta”, como decía Pedriño.