Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javi expulsa a dos de sus chicas entre lágrimas

No está dispuesto a soportar infidelidades de sus chicas

Dice adiós a Nerea por falta de química entre ellos

El soltero se ha visto superado por los acontecimientos. Tras su segunda cita, su madre recibió unos sobres que contenían los secretos de sus chicas y la intriga le superó. Sin embargo, una vez que supo lo que ellas ocultaban, tuvo que tomar una decisión y decir adiós a dos de ellas.
Isabel preparó una noche de lo más especial para ver a quienes pueden convertirse en sus nueras con un striptease privado. Muchas de ellas no entendieron la decisión de Isabel pero Sara sí y compartió su entusiasmo desnudando al chico. Mientras tanto, Lucía les observaba de lejos y, tras las cámaras, calificaba a Sara de "pelota".

La madre de Javier llegó a su encuentro con algo menos de equilibrio pero con las ideas claras. Ve a las chicas demasiado "paraditas" y cree que le desplazan, algo que no va a tolerar porque ella no solo quiere una nuera, quiere una amiga.
Tras este encuentro, Javi preparó otra cita. Pero no quiso romanticismo, quiso sensualidad. Por ello, les llevó a una clase de burlesque. Casi todas las chicas, ataviadas con plumas, bailaron ante su soltero. Pero Cristina no, prefirió no hacerlo algo que, por un lado, supone "una decepción" para Javier, pero por otro, viéndola tan "paradita" le da un cierto "morbo".

Pero la llegada de unos sobres misteriosos agobió al soltero. Su madre poseía información privilegiada y él no podía parar de pensar, ni en eso ni en su obligación de decir adiós a sus chicas. Casi entre lágrimas, descubrió que Rocío ha sido infiel a varias de sus parejas, algo que él no está dispuesto a permitir.
Finalmente, llegó la hora de la expulsión y Javier lo anunciaba. Primero se dirigía a Nerea, a quien dijo adiós por falta de química entre ellos. Y luego pasó a Rocío, de quien se despidió no sin asegurar que se le queda una espinita clavada.