Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muchos besos, algún abrazo y más ‘cobras’ de las deseadas en el regreso de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’

Pedriño accede a las peticiones de su madre a la hora de elegir chicos

Luis Carlos y Álvaro se pelean por sus chicas

Javier busca a su mujer de fuego y tiene varias candidatas

Gabi protagoniza dos besos de película con sus ‘princesas’

Isidoro lo intenta, pero no consigue los ansiados besos

Con sus mejores galas, los solteros a partir de ahora más solicitados de España llegaron acompañados de sus madres al encuentro con Luján Argüelles. Conocieron a los chicos y chicas que les quieren conquistar mientras sus progenitoras no tenían piedad con algunos y se encandilaron con otros. Elegidas las chicas tuvieron sus primeras citas, Pedriño acercó posiciones, Gabi improvisaba besos de película buscando a su princesa, Isidoro intentaba el mismo objetivo pero sin ningún resultado y los mellizos competían por acaparar la atención de las chicas cuando alguien irrumpía en su cita…
Gabi y sus besos de película

Tiene a su madre en un altar y quiere una mujer como ella. Valora la elegancia y el saber estar por encima de todas las cosas y bajo este criterio ha elegido a sus chicas. Más de una encajó en su perfil y a todas se las llevó a una primera cita. Con Priscila, alias ‘Princess’, vio una carrera de caballos, le pidió que cerrara los ojos y obtuvo el beso deseado. Idéntica táctica siguió con Patricia, y el mismo resultado. Pero con Jia fue más sutil, solo consiguió un abrazo.
Isidoro sufre reiteradas cobras

Clasifica a chicas como a los equipos de fútbol, no quiere que cuando las conozca “sean un Barça” y por la mañana “Un logroñés”, eso sí, lo decía con cariño. Isidoro encontró a muchas que le gustaban y una de ellas parecía la horma de su zapato, “es como yo, pero en femenino”, decía. Entusiasmado porque consiguió un beso durante la presentación, Isidioro intentó repetir la hazaña en la primera cita, pero tanto la primera como la segunda y la tercera tuvieron idéntica reacción: tres ‘cobras’.
Luis Carlos y Álvaro compiten por acaparar la atención de sus chicas

Son iguales pero por dentro no tienen nada que ver. Luis Carlos es más canalla, Álvaro más romántico y parece que esta segunda faceta ha triunfado. Luis observaba con estupor cómo su hermano captaba la atención de casi todas sus chicas. No podían elegir y el programa les dejó que lo pensaran un poquito más. Para conocerse mejor mantuvieron su primera cita pero cuando más cerca estaban ambos de las chicas, Luján Argüelles les interrumpía con la peor de las noticias: Hay que eliminar.
Javier encuentra varias mujeres de fuego

Quiere chicas ardientes y lo ha dejado claro desde el principio. A una de sus chicas le mostraba unas esposas para ver qué le sugerían, a otras les daba una vueltecita para apreciar sus curvas… Elegidas, tuvo su primer encuentro que fue bastante movidito. Empezó con una mano que se escondía del resto de chicas, siguió con un baila muy pegado y acabó con unos besos indiscretos que enfadaron al resto.
Pedriño cede a las exigencias de su madre

No quiere ni ‘marilicras’, ni metrosexuales, ni ‘musculocas’, pero ha habido de todo. Pedriño no tuvo dudas a la hora de elegir a sus chicos mientras su madre le susurraba indicaciones al oído. Pero a la hora de elegir, tuvo que ceder con ‘Clavelito’. Se trata de Antonio, un enfermero cuya mayor afición es la tuna, así vestido y cantando llegó hasta el lado de Pedro emocionando a su madre. Él no quería elegirle pero la insistencia de su madre le hizo ceder.
Ya conocen a sus pretendientes, ya han tenido su primera cita pero ¿Cómo se tomarán las chicas los besos a otras? ¿Cómo verán los chicos de Pedro las constantes interrupciones de Manuel? ¿A quiénes eliminarán los mellizos? Todo, en la próxima entrega del programa.