Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luján irrumpe en la cita de Luis Carlos y Álvaro

Los hermanos se pelean por las chicas

Álvaro y Luis Carlos son iguales por fuera pero no podrían ser más distintos por dentro. Suponen la cara y la cruz de una misma moneda y, ahora, sus diferencias desembocarán en rivalidad por conseguir a las chicas que les gusten. Desde el principio querían marcar su terreno, aparecieron casi iguales y Luis Carlos no dudó en cambiarse de ropa para diferenciarse de su hermano.
Perfectamente escoltada por sus hijos, Paqui llegaba al encuentro de las chicas que compiten por ser sus nueras. Luis Carlos parecía mucho más seguro que su hermano pero cuál fue su sorpresa cuando durante la llegada de chicas, casi todas se decantaban por Álvaro. Pero no iba a darse por vencido, Luis Carlos aprovechaba cualquier momento de duda de las chicas para intentarlo.
Las chicas de los mellizos

Elena llegó acompañada de ‘Corde’, un peluche a través del cual dialoga con su madre. Es su compañero de fatigas y no está dispuesta a dejarle en ningún momento, ni si quiera en los más íntimos. Le encanta Paqui y eso gustó tanto a madre como a hijos, pero ya no le gustó la proposición de Luis Carlos: “¿Y si te proponemos hacer un trío?”, preguntaba; “Digo que no”, replicaba tajante.
A Paqui, peluquera de 19 años, le encantaba Paqui por lo que sumó puntos; lo mismo ocurrió con Ana, de 27 años y comentarista deportiva, ve en la suegra a una madre y no una rival, con lo que dejó a los tres encantados. Pero entonces llegó Estefanía a modo de contrapunto, cree que Paqui es del tipo de suegras que indica a sus hijos a quiénes tiene que elegir, y no le gusta nada. “¿Crees que es capaz de romper una relación?”, preguntaba Luis Carlos y ella no dudaba “Sí”. Apenas cerró la puerta Paqui hizo un gesto que lo decía todo: como si se cortara el cuello y, por si quedaba alguna duda, dijo a sus hijos que no sería pareja ni de uno, ni de otro.
Miriam también causó sensación. Venía porque “los dos” son muy guapos, pero se decantaba por Luis Carlos. Álvaro le pedía que se levantara para apreciar su cuerpo pero Luis le frenó: “No pidas mucho que ha venido a por mí”, le advertía. Miriam parecía lanzada, incluso levantó de su sitio a Paqui para hacerse una foto con los chicos. A regañadientes lo hizo, pero con la foto tomada, recuperó su puesto.
Cuando se marchó Paqui exponía sus objeciones pero ella irrumpió de nuevo: “Por cierto, que lo mejor de mí es mi culo”, decía y se marchaba. “Ya lo has terminado de rematar”, decía Paqui pero Luis Carlos difería de nuevo. “Me había gustado pero cuando me ha enseñado el culo me ha gustado más”.
Tras conocer a las chicas, tocaba expulsar. Las dudas parecían imposibles de solucionar y Luján Argüelles les dio la mejor de las noticias, no tenían que hacerlo. Luis Carlos y Álvaro disfrutarían de un poquito más tiempo para elegir (y repartirse) a las chicas.
Una primera cita interrumpida pero… ¿Por qué?

Mientras Álvaro acercaba posiciones no con una, sino con dos chicas, Luis Carlos apreciaba la parte del cuerpo de Miriam de la que ella presume. Lo que no podían esperar ninguno de los hermanos es que alguien les interrumpiera. La mismísima Luján llegó a su cita para anunciarles que su tiempo se había acabado, tenían que eliminar. Habrá que esperar a la próxima entrega para descubrir con quiénes se quedaron.