Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javi pasa la noche con Sara pero “solo durmiendo”

Cristina, “una decepción” para Javi

Con las chicas en su terreno, el soltero quería abordarlas en la piscina, todas se dejaron menos Cristina quien estableció un perímetro a su alrededor. Quien se quedó con la cita a solas fue Sara, un encuentro en el que el chico duro dio paso al tierno y que acabó con los dos durmiendo entre las mismas sábanas.
Cargadas con sus maletas llegaron a Sevilla, menos Sara que la dejó atrás. Javi se ofreció a llevarla y, así tuvieron un rato para charlar. Javier confesaba que ella es la única que le transmite algo, y quedó aún más patente en la piscina.

Casi todas se subieron a su espalda para nadar, menos Cristina que estableció una distancia de seguridad que de ninguna manera pudo traspasar Javier. El soltero se mostraba indignado, no entendía la actitud de la pretendienta y, por ello, no la eligió para el primer encuentro a solas.

La afortunada fue Sara. Juntos tomaron algo y se confesaron. Ella se declaraba celosa, él harto de infidelidades. A tanto llegó la intimidad que Javier se ponía nervioso mirando a Sara y, por ello, cuando llegaron a casa, Javi tuvo que proponerle algo. Quería dormir con ella, pero solo dormir. Sara, aunque algo recelosa, aceptó la proposición y Javi cerró la puerta. La mañana siguiente contento y con las ideas claras, paseó con Cristina pero, antes de comunicarle que quería que se marchara, Cristina le comunicó que se iba, cree que no se complementan “para nada” y ella misma le decía adiós.