Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expulsiones a modo de 'road movie' en '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

Un viaje al más puro estilo ‘road movie’ cargado de ilusión, confesiones, suspicacias, celos, algún encuentro inesperado y expulsiones. Eso es lo que les espera a las candidatas en el camino al lugar de residencia de los solteros en la nueva entrega de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?” que Cuatro emitirá mañana a las 22:30h.

Van a pasar largas horas de viaje juntos que les servirán para conocerse mucho mejor. Los pretendientes abrirán su corazón sobre lo que esperan de esta nueva etapa: han dado un paso importante para llegar a conquistar a sus solteros y no perderán la oportunidad de empezar a competir para demostrar sus cualidades. Pero algunos esfuerzos no se verán recompensados y se quedarán por el camino. Los solteros tendrán que eliminar.
En su viaje a Alicante, Leo llevará a sus candidatas en autocaravana. Con algunas de ellas hablará a solas y con otras aclarará ciertos malentendidos que han ido surgiendo en los últimos días. Ellas también aprovecharán el trayecto para desplegar sus mejores armas e intentar acercarse al argentino. Víctor ha elegido una furgoneta personalizada para llevar a sus chicas hasta su casa y en su recorrido disfrutará de una merienda musical en la carretera.
Por su parte, Roi viajará en coche con sus pretendientes y su madre, momento en el que los chicos no perderán ocasión para acercarse a él. Alexis y su padre Armando utilizarán lujosos coches con las chicas. El joven descubrirá algo que no le va a gustar: algunas de las candidatas han estado saliendo de fiesta sin él en los últimos días y a alguna le puede costar muy caro. Finalmente, Fran vive su propia ‘road movie’ en autobús de línea con todas las chicas, pero sólo una conseguirá su objetivo: besarle.