Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karina: "Vi los camiones con cadáveres, un montón de cadáveres uno tras otro"

Karina estaba en su coche cuando llegó la primera ola a Phuket. "Ví que había bastante agua y pensé que había alguna alcantarilla hasta que vi que había peces en el agua. Mi instinto me dijo que tenía que alejarme de la costa. Las olas alcanzaron una altura máxima de 11 metros. Cuando ya pude hablar con mi hijo y les dije que salieran de la playa", cuenta Karina. Desde que ocurrió la tragedia, Karina lleva siempre en su coche una mochila con lo imprescindible en caso de tsunami. Después del tsunami, Karina dejó su casa en la playa para vivir en el centro de la ciudad. "No me sentía segura en el mar. Tardé mucho tiempo en poder volver a pisar una playa", explica.