Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'El Blockbuster': Cuatro estrena en televisión 'La jungla 5, un buen día para morir'

Jungla 5cuatro.com

John McClane necesita un descanso. El inspector de homicidios de Nueva York acumula a sus espaldas mucha acción. Quizá demasiada. Se ha enfrentado con terroristas en Los Angeles, Washington, Nueva York… y siempre ha conseguido salir airoso. Pero el retiro de McClane todavía parece lejano, casi tanto como la nueva Rusia que tiene que visitar para sacar a su hijo del lío en el que se ha metido. Con su retoño involucrado en un conflicto entre bandas mafiosas, el policía descubrirá que el mayor de los desafíos criminales está a punto de comenzar. Este viernes, a las 22:00h, en “El Blockbuster” de Cuatro, la saga “Jungla de Cristal” llega a su fin con el estreno en televisión de “La Jungla 5, un buen día para morir”.

La película pone el punto y final a la emisión en Cuatro, por primera vez en abierto y en orden cronológico, de una de las más importantes sagas de acción del cine de Hollywood. Protagonizadas por un socarrón y cínico Bruce Willis, el ciclo “Bienvenidos a la Jungla” ha cosechado un destacado éxito de audiencias, promediando un 8,7% de share y 1.218.000 espectadores, casi 2 puntos por delante de su directo competidor (6,9% y 968.000 espectadores). El ciclo cinematográfico incrementa sus cifras hasta el 10,2% en target comercial.
Jack McClane, de tal palo, tal astilla
La hoja de servicio de John McClane (Bruce Willis) es intachable. Pero su expediente familiar deja mucho que desear. Divorciado desde hace años, mantiene una inexistente relación con su hijo Jack (Jai Courtney, “Terminator Génesis”), a quien apenas conoce. Sin embargo, el detective tendrá que viajar hasta la fría Rusia para intentar sacar a su hijo de un conflicto diplomático. A su llegada a Moscú, McClane descubrirá que Jack trabaja en realidad para la CIA. Ambos quedarán atrapados en una lucha de poderes ocultos mientras intentan sacar con vida del país a un preso político de uno de los señores de la guerra más despiadados y poderosos de toda Rusia.