Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maikiua y Piri Pri, grabados en la piel

Chasém y Guirar acompañan a los Merino a que Carlos, alias Maikiua, y Marisol hija, o Piri Pri, se tatúen sus nombres Shiwiar. La tribu, que se pinta todos los días, no entiende por qué hay que sufrir para grabarse sus nombres. Aun así, se manifiestan orgullosos y entienden el gesto como una señal de amor y cariño.