Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tribus de 'Perdidos en la ciudad', en la recta final de su aventura

Después de casi un mes en nuestro país, la adaptación de los Shiwiar y los Suri a nuestro mundo es cada vez más sorprendente. En esta nueva edición de 'Perdidos en la ciudad', que se emite el próximo jueves 17 de enero a partir de las 22.30 horas, las tribus regresan a casa de las familias en León y Sevilla después de un largo viaje que culminó en una emocionante convivencia en Madrid.

Los Suri emprenden su viaje de vuelta a Sevilla con los Navarro y al llegar se sienten como en casa. Ellas ponen la lavadora, ellos se afeitan... aunque siempre a su manera. Unas formas muy diferentes a las nuestras que vienen a confirmar que ciertas complicaciones de la vida moderna no están hechas para ellos. Una vez en Sevilla, el cantaor Camarón de la Isla se convierte en gran protagonista cuando Na Birín, a sabiendas de la pasión de Tamaru por el andaluz, decide llevarle a visitar su tumba y a uno de los lugares donde solía cantar: la Venta de Vargas. Allí Tamaru demostrará su idolatría por el arte flamenco y su capacidad como bailaor.
Una de las mujeres de la tribu, Nga Bilé, vivirá un difícil y emotivo momento con Isabel cuando acuden a una clínica de belleza y mantienen una discusión porque la Suri no entiende por qué Isabel quiere parecer más joven y para eso va a inyectarse algo que le parece doloroso. Isabel se dará cuenta de que la mujer suri sufre por ella y la quiere más de lo que pensaba. Para compensar el mal momento, familia y tribu disfrutarán de una sesión de risoterapia, algo que para una tribu seria y ruda no resultará nada sencillo. Sin embargo, sabrán disfrutar del momento.
Además, la amistad entre Chabeli y Nga Sedé se afianza. Juntas comparten los primeros tacones de la joven Suri y la chica conoce a alguien a quien le gustan las escarificaciones de la piel tanto como a ella. Su conexión será tal que la joven suri se ofrecerá a hacerle una, algo que él se tomará como un grandísimo honor.
Por su parte, los Shiwiar regresan a León. Pero los Merino quieren aprovechar este último viaje para presentarles a toda la gente que aún no han conocido. Primera parada, una visita imprescindible: conocer a los padres de Marisol. También visitarán las Cuevas de Valporquero y se desplazarán al Bierzo para aprender a vendimiar a la manera más tradicional.
En una de las paradas el jefe Yambia aprenderá a conducir y se estrenará por todo lo alto: con un enorme tractor. Y Víctor intentará cambiar el estilismo del joven Girar para convertirlo en todo un seductor. Además, los hombres Shiwiar conocerán a dos deportistas leoneses de lanzamiento de jabalina. Los Merino saben que sus amigos echan de menos ir a cazar con las lanzas y aunque la jabalina no es lo mismo, están seguros de que les gustará la experiencia. Eso sí, la tribu no acabará de entender por qué hacer esos lanzamientos como actividad deportiva si no se va a cazar para luego comerse la presa.