Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todo lo aprendido

Durante 30 días las tribus han estado a prueba. Se han enfrentado a un nuevo mundo, se han adaptado a él y han intentado entender la mentalidad de la cultura occidental
Durante un mes, las tribus, los Mentawai de Indonesia y los Himba de Namibia, han tenido la posibilidad de aprender cómo es estilo de vida de la ciudad. Sus costumbres, las rutinas, su cultura, etc. Acabada la aventura, es hora de hacer balance, ¿algo de lo aprendido habrá cambiado su visión del mundo?
La liberación de la mujer
- Ambas tribus han podido observar cómo en la ciudad la vida de una mujer no difiere a la de un hombre:hace las mismas cosas que el sexo opuesto, y por muy difícil que parezca, no necesita de un hombre que la mantenga. Las Himba es algo que echarán de menos, valerse por sí mimas, y aseguran que es algo que transmitirán a sus hijas.
- El matrimonio para los mentawai en sagrado, es un vínculo eterno, y la separación conyugal era un concepto inexistente. Con la situación de Luismi han aprendido cómo un hombre puede vivir solo, puede tener familia, querer a alguien, y no estar juntos. El concepto del amor, va más allá del quererse. En la ciudad todo es complicado, pues, ¿cómo se puede querer a alguien y hacerle tano daño al mismo tiempo?.
Sin embargo, en Namibia está permitida la poligamia. Un hombre puede y debe tener más de una mujer, mientras que en España es delito. Los Himba debían aprender a elegir si querían quedarse en España. La relación de los gemelos con las hermanas Carrión-Roldán, les ha abierto los ojos. Han vivido en los zapatos del otro durante 30 días, y en ellos es dónde se ve el mayor de los progresos: aceptan que la mujer sea igual que el hombre, y prometen prohibir los malos tratos en su poblado.
El trato a los animales
Ambas tribus sobreviven gracias a los animales. Los Himba se ganan la vida con el ganado, y los mentawai, cazando. Los animales para ellos no son más que un escalafón más en la pirámide de la supervivencia.
Lili siempre fue la más sorprendida por cómo en la ciudad tratamos a los animales, para lo bueno y para lo malo. Primero,¿por qué somos capaces de divertirnos con animales tan peligrosos como las serpientes?, y segundo, ¿por qué nos empeñamos en tratarles como personas?.
Los Himba han sentido algo parecido con nuestra "fascinación" con el agua.En un país dónde el agua es un bien tan esencial como escaso, debe resultar raro entender cómo aquí nos rodeamos de ella y la disfrutamos en cantidades tan masivas.
El sistema capitalista
El dinero, la pobreza y el medio ambiente, causas del sistema que nos rodea. "¿Cómo es posible que un país que tiene tanto permita que la gente duerma en la calle?", cuestionaba Salomo. Tiene razón. Nos hemos habituado tanto a verlo que ya no nos sorprende. La mendicidad sorprende por igual a las tribus, que no entienden cómo se consiente. Todo es causa de la crisis.
Jose enseñó a Kambana las consecuencias del paro y de la falta de dinero, la tribu lo ha sufrido en persona.
Jose se quedó sin trabajo, la obra donde trabajaba fue parada por falta de capital, y la familia se vio obligada a mudarse. Un amigo de Jose le ofreció trabajo en un bar y Kambana comprobó cómo los hombres en la ciudad se ganan la vida sin cuidar del ganado.
Nuestras raras aficiones
Desde montar en Kart, hasta la visita al parques de atracciones, pasando por las sesiones de tuper sex , la nieve, o los museos. El ocio, tal y como lo entendemos, ha sido un infierno para las tribus.
Ganas de morir, eso piensan. ¿Por qué jugarse la vida cayendo al vacío o montando en barco?. En la ciudad hasta eso es diferente. Las tribus han podido comprobar cómo lo impensable, por muy raro que parezca, puede hacerse realidad, y aunque al principio actuaran con miedo, lo cierto es que a lo bueno uno se acostumbra rápido, y todos terminaron por pillarle el truco a la vida moderna.
¿Y nosotros?, ¿qué hemos aprendido?
Lecciones de vida: salir de copas por una zona de ambiente fue todo un ejemplo de comportamiento. De cómo una tribu que no entiende la homosexualidad, pero que respeta a las personas.
Las tribus nos han enseñado el verdadero significado de la vida: la familia. Tener poco y disfrutarlo, querer, respetar y trabajar duro.