Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mentawai vs Himba: el encuentro

Dos tribus completamente diferentes bajo el mismo techo. Las familias querían darles una sorpresa, y lo consiguieron: África, Asia y España, tres continentes en la misma mesa.
Sonia preparó en su casa una comida con la otra tribu, los himba. La idea era que ambas tribus se conocieran y compartieran desde sus puntos de vista, su visita a la ciudad. "Encontrarnos con esa gente fue algo tan especial que jamás olvidaremos, nos recibieron como si nos conociéramos, como si fuéramos viejos amigos", dice Kambana.
Fue en la puerta de casa de Sonia donde las tribus tuvieron su primer encuentro. Su tamaño fue lo que más les sorprendió. Los mentawai les veían altos y fuertes, y los himba, bajitos, "son tan pequeños que me daban miedo tocarlos" decía Kauvi. Hechas las presentaciones, comenzaba lo más típico en España: reunirse alrededor de una mesa, comer y charlar para romper el hielo. Lili fue la primera en lanzarse, su disgusto por la comida española les une,"esta gente solo come porquerías, ¿verdad?", afirmaba Lili.
Los temas de la comida
Vanavaina confraternizo mucho con Lili, a los dos les sorprendía el otro, su altura, su cuerpo, su color, y pronto ambos sacaron las garras para defender a su tribu. Tras un par de comentarios en referencia a lo pequeños que eran, Lili contraatacó, "somos pequeños, pero más guapos".
El tema más polémico de la comida vino cuando Kambana, tras averiguar que Baidigei y Aman Digei eran un matrimonio, les preguntó por el sexo. En la tribu de los Himba es habitual que los hombres tengan dos mujeres, cosa que a Salomo le indignó, "nosotros no podríamos tener dos mujeres, si lo hiciéramos ofenderíamos a los espíritus".
Las himba no tardaron en hacerle un tercer grado sexual a Lili. Primero le reprocharon que era demasiado mayor para no tener hijos, y después alucinaron cuando ésta les contó, que aún esperaba a un hombre bueno. Era virgen y las himba no daban crédito, "se está perdiendo lo mejor de esta vida", dice Kauvi.
Fue con la hora del baile cuando las tribus hicieron un verdadero ejercicio de comprensión. Cada uno interpretó su rito, perplejidad absoluta. Baidigei se quejaba de lo mal que cantaban y del ruido tan molesto que hacían, y Vanavaina no sabía si los otros cantaban, o lloraban.
Lo que los Mentawai dicen de los Himba
- "Me gustó conocer a los Himba, pero me alegro de haberlo hecho solo un día, más tiempo hubiera sido mucho"
- "Han sido maleducados con nosotros, y piensan que son más importantes, pero no lo son"
- "Lo que más me extraña de todo es que la familia española soporte su olor"
- "Yo prefiero no parecerme a ellos y no bailar de esa manera"
- "Sus cabezas olían mal"
Lo que los Himba dicen de los Mentawai
- "Qué gente más fea"
- "No sé como sobreviven siendo tan pequeños y débiles"
- "Me da pena la jovencita que toadavía no lo ha hecho, ¿cómo puede esperar tanto?"
- "Nos dijeron que eran cazadores, ¿qué cazarán siendo tan débiles? Deben cazar hormigas"