Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El principio de una bonita amistad

Las vascas y las rubias, rivales y amigas
Pekín Express es una competición pero también humanidad y hay quienes optan por jugar sucio o limpio. Todos quieren llegar a Bali pero, ¿pisando a los compañeros? Sandra, Belinda, Menchu y Sonia nos han demostrado que en la carrera también hay sitio para la amistad. Aparentemente muy diferentes pero la realidad es que se complementan muy bien. Si en la anterior etapa pasaban juntas la noche y disfrutaban de una buena cena y unos coktalais, en esta ocasión, Sonia ha conseguido sacar una sonrisa a Belinda . La pequeña de las hermanas vascas estaba desesperada y decaída porque veía cómo su pasaporte a España estaba a punto de ser sellado y aún sabiendo que pasando la noche juntas ellas también tenía las mismas posibilidades trataron de calmarla y pasar una noche agradable. Para estar en igualdad de condiciones decidieron echar a suertes quien salía primero la mañana siguiente y les tocó a las rubias. Lágrimas, nervios y súplicas de una y otra pareja pensando en la otra. Al final, final feliz, las cuatro siguen en la carrera. Sandra y Belinda consiguieron dar la vuelta a la clasificación y llegar en segundo lugar y Sonia y Menchu por los pelos pero se salvaron, fueron séptimas.¡Un aplauso al compañerismo y la amistad!