Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ezequiel y Mónica expulsados, Mar y Vanessa consiguen el amuleto

A pesar de las disputas que mantienen durante la carrera, las hermanas sevillanas ganan el juego de inmunidad y llegan las primeras a Nairobi, haciéndose con el amuleto. Por su parte, la pareja formada por Ezequiel y Mónica, después de que la catalana decida abandonar por un problema ocular, llegan los últimos a la meta.

En la tercera etapa, los aventureros se enfrentaban a una carrera de 381 kilómetros, de Kericho a Nairobi, pasando por Yaganek, Yagonet y Nakuru.
A lo largo del recorrido, los aventureros tenían varias misiones. La primera labor de los concursantes era decidir qué pareja regresaba a la carrera: Inés y Pedro o  Paula y Luisa.
Las primeras en llegar a Yaganek, donde estaba situada la urna para votar, fueron Mar y Vanessa. Una a una, las parejas depositaban sus votos y continuaban la carrera rumbo a Yagonet.
Tras el paso de todos los concursantes por este punto, Jesús abría la urna y contabilizaba los votos obtenidos por cada una de las parejas y comunicaba a Inés y Pedro que se reenganchaban a la carrera tras recibir los votos de todos sus compañeros excepto David y Cuqui.
La segunda parada estaba situada en Yagonet. Mar y Vanessa, y los gallegos, Chinto y Pablo eran los primeros en firmar en el libro rojo, convirtiéndose en los afortunados que disfrutarían de una noche en un hotel de lujo y un safari por el parque nacional de Masai Mara, uno de los lugares más espectaculares del planeta y donde se jugarían la inmunidad, ganada finalmente por las chicas.
Con los hermanos gallegos y las sevillanas rumbo a su lugar de descanso, el resto de parejas llegaba a Yagonet y seguía rumbo a Nakuru pero se veían obligados a detener su marcha por seguridad: una riada y una manifestación contra el gobierno complicaban la situación en la carrera.
Finalizados los disturbios, los aventureros decidían continuar la marcha. Sara y María daban un rodeo de tres horas por una carretera rápida y los cuñados alicantinos y la pareja de desconocidos avanzaban unos kilómetros por la maltrecha carretera que lleva a Nakuru mientras que el resto de parejas permanecía en el pueblo de los disturbios y pasaba la noche en un colegio.
A la mañana siguiente,  los aventureros continuaban la marcha. Inés y Pedro, Santiago y Javi y David y Cuqui conseguían que les pagaran un matatu para seguir el viaje y Chimo y Vane y la pareja de desconocidos continuaban a pie.
Mientras, Ezequiel y Mónica detenían su marcha por un problema ocular de la catalana, que sufría un ataque de ansiedad y decidía abandonar la carrera tras finalizar la tercera etapa.
La primera pareja en firmar el libro rojo que se encontraba en Nakuru fueron Sara y María, que obtenían por ello una ventaja en el último tramo de la etapa. Acompañadas de David y Cuqui y la pareja de recién licenciados, los concursantes trabajaron de camareros para comer gratis en un restaurante de Nakuru.
Pasado el día, los aventureros buscaban refugio para pasar la noche, lo que provocó el enfrentamiento de las dos hermanas sevillanas.
El tercer día de carrera comenzaba con una sorpresa. Sara y María recibían su recompensa: una bomba que tenían que entregar a otra de las parejas, que tendría que pasársela a otra pareja (nunca a la que se la ha entregado) en menos de 20 minutos, si no, tendrán que parar durante cinco minutos.
Las perjudicadas por la recompensa, serían Mar y Vanessa, que no tardarían en deshacerse del ‘regalo’.  Rápidamente, la bomba pasaba de mano en mano hasta llegar a los cuñados alicantinos, que tenían que detener su camino durante cinco minutos.
La carrera seguía y todas las parejas, excepto la formada por Ezequiel y Mónica, luchaban por llegar en primer lugar a Nairobi. 
Con todas las parejas en la casa de Karen Blixen, Jesús desvelaba el ranking. Las primeras en llegar al a meta fueron Mar y Vanessa, que obtenían el amuleto valorado en 5.000 euros. La segunda pareja en llegar fue la compuesta por Sara y María. El tercer puesto era para Chinto y Pablo, la cuarta plaza para Santiago y Javi, los quintos Inés y Pedro, el sexto lugar lo ocuparon David y Cuqui y los séptimos Jota y Freire y los penúltimos Chimo y Vane. La última pareja en llegar a Nairobi fue la formada por Ezequiel y Mónica, que tendrían que abandonar la aventura.