Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jota y Freire casi llegan a las manos

La relación entre la pareja de desconocidos es cada vez más tensa y no hay día en el que no discutan.

Jota y Freire han dejado patente en esta séptima etapa que la relación entre ambos va cada vez a peor y no hay día en el que no discutan. Dos personalidades muy fuertes, muchas diferencias entre ambos y la dureza del recorrido hacen que tengan los nervios a flor de piel y 'salten' a la mínima.
Nada más comenzar la carrera, comienzan las diferencias. Jesús Vázquez informa a los concursantes de que tendrán que votar a la pareja que quieran que se vaya y como no podría ser de otra manera, Jota y Freire no se ponen de acuerdo. La falta de entendimiento a la hora de asignar su voto provoca una tensión más que latente entre ambos durante la primera parte del recorrido.
"A mi la verdad es que me hincha los huevos las cosas pequeñas de Freire como su cabezonería, su poca capacidad de ceder y que él siempre quiere tener la razón", asegura Jota. Finalmente, es el repartidor de pizza el que cede en las votaciones… pero lo que no cede es la tensión entre ambos.

Casi llegan a las manos

Las acusaciones de Freire sobre que Jota 'no hace nada' hacen estallar a este último. "Llega un momento en que yo me harto y si le digo que vaya a comprar con el chico ese (el casero), algo muy fácil… pues entonces yo perdí los papeles porque no lo hacía y le insulté de nuevo", admite Freire ante las cámaras.
"¡Me tienes hasta los huevos, inútil lo serás tú, ya está bien de faltar el respeto, si estás caliente te enfrías. Inútil lo serás tú!", le gritaba Jota a su compañero señalándole con el dedo, apunto de llegar a las manos. Afortunadamente, el incidente no llegó a más y las aguas volvieron a su cauce.