Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mar y Vanesa se quedan... para decepción de sus compañeros

Las hermanas deportistas continúan en la aventura después de conseguir los últimos pasaportes en una prueba contra Chinto y Pablo. Los compañeros dejaron claro sus preferencias: preferían entre ellos a los hermanos gallegos.

Mar y Vanesa son las grandes beneficiadas de esta décima etapa. Tras dar por perdido el penúltimo pasaporte se lo jugaban todo contra los hermanos gallegos en la última prueba. Las hermanas sevillanas llegaron las primeras y consiguieron los últimos pasaportes para decepción de casi todos sus compañeros.
Tanto Pedro e Inés como Jota y Freire piensan que La hermanas son demasiado competitivas y que van únicamente por su interés. “Mar y Vanesa son muy competitivas y en cuanto puedan se la van a pegar a Chinto y Pablo”, asegura Pedro apoyado por Jota, Freire e Inés.”No tenemos mucha afinidad con ellas y yo creo que deberían quedarse fuera”, aseveraba Inés antes de conocer el resultado final.
En el comienzo de esta décima etapa las hermanas, en especial Vanesa, dieron muestra de esa competitividad al negarse a que Freire cogiese el coche en el que iba montada. La hermana no pudo salirse con la suya ya que el conductor que llevaba a Freire era familiar del que llevaba a Vanesa y ya habían concertado el transporte. Aún así la tensión estuvo presente durante parte del recorrido.
Desde el comienzo de la aventura, las hermanas se desmarcaron del resto y quisieron concursar sin pensar en los demás aunque ello conllevase, en ocasiones, penalizar a sus amigos Chinto y Pablo. “Competitivamente ellos les están haciendo la gracia a ellas y cuando a ellas les toque hacerle la gracia a ellos no se la van a hacer”, explicaba Pedro a sus compañeros. “Si es que dos tetas tiran más que dos carretas, eso está claro”, aseguraba Jota.
La cara de los aventureros al saber que Mar y Vanesa continuaban y Chinto y Pablo se quedaban fuera lo decía todo. Pese a no haber tenido ningún enfrentamiento serio con ninguno de ello, el carácter tan competitivo de las hermanas no gusta entre los aventureros. Pero lo cierto es que Mar y Vanesa continúan la aventura, continúan en Sudáfrica y además con tres amuletos más, los cedidos por los hermanos gallegos al abandonar África.