Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chinto y Pablo consiguen el amuleto y Santiago y Javi se salvan

Los hermanos gallegos llegan los primeros y padre e hijo son los últimos pero la tarjeta verde les salva de la expulsión.

En la cuarta etapa y después de 12 días los aventureros se dirigían ‘Al corazón de Nairobi’, cambiaban la naturaleza salvaje de Kenia por la jungla de asfalto de su capital. Una urbe de más de 3 millones de habitantes y llena de contrastes donde los concursantes podían elegir que realidad conocer. O pasar la noche en uno de los barrios más pobres y grandes de África o pasarla en uno barrios más exclusivos del país. Las parejas que eligiesen la primera opción empezarían la carrera 20 minutos antes.
Después de pasar la noche en el lugar elegido, las parejas reanudaban la carrera. Mar y Vanesa, Santiago y Javi, David y Cuqui y Chinto y Pablo comenzaban con una ventaja de 20 minutos después de pasar la noche en Kibera. Por el contrario, Jota y Freire, Chimo y Vane, Inés y Pedro y Sara y María empezaban después al haber dormido en Runda rodeados de lujos. Las dos primeras parejas en llegar a la estación de ferrocarril (18 km) lucharían por la inmunidad.
Las hermanas deportistas y David y Cuqui fueron las dos primeras parejas en llegar seguidas de Santiago y Javi. Después de realizar la prueba Mar y Vanesa se llevaron la inmunidad, algo que sería determinante en el último tramo de carrera. Las hermanas decidían cual era la tribu que tenía que encontrar cada concursante, algunas muy difíciles porque apenas contaban con 200.000 miembros.
El tramo final estuvo marcado por la decisión de Mar y Vanesa que asignaron las tribus más difíciles a Jota y Freire y Chimo y Vane. Una vez que todas las parejas llegaron a la meta con su respectivo miembro de la tribu, Jesús daba el veredicto: “La pareja que ha llegado en primer lugar es la formada por Chinto y Pablo, en segundo lugar Mar y Vanesa. La tercera plaza para David y Cuqui. La cuarta posición es para Inés y Pedro. El quinto puesto lo ocupan Sara y María. El sexto lugar es para Jota y Freire. Santiago y Javi y Chimo y Vane, una de estas parejas tendrá que abandonar la aventura. Y la pareja que ha llegado en último lugar es Santiago y Javi”.
Pero todavía faltaba por saber el color de la tarjeta que había dentro del sobre negro. Para alegría de Padre e hijo y de la mayoría de sus compañeros la tarjeta era verde y Santiago y Javi se salvaban de la expulsión. “El hecho de ser los últimos tendrá un hándicap en la próxima etapa que ralentizará vuestra carrera”, les avisaba Jesús.