Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buenos si, tontos no...

Padre e hija siguen sin perfilar su estrategia
Una lección para la vida. Así es como ve Manolo Pekín Express. Y precisamente esto es lo que quiere trasnmitir a Martita. Pero, ¿hasta que punto hay que ser bueno y compañero? Ya en la etapa anterior veíamos el primer enfrentamiento entre padre e hija. Marta quiere vivir la aventura y quiere hacerlo hasta el final cueste lo que cueste. La joven no entiende la actitud que está adoptando su padre. La semana pasada compartieron transporte con otras parejas y ahora...¡hasta han compartido el queso de la misión!¿Crees que otras parejas hubieran actuado igual en su lugar? La gracia les costó la posibilidad de conseguir la inmunidad y Martita estalló. ¿Qué estrategia deben de seguir? ¿Tienen razón Marta o Manolo? ¿Son tan fuertes como para esatr haciendo favores a otras parejas? Oriol y Esther tenían pan de sobra y no les ofrecieron... ¿Crees que Manolo ha aprendido y va a cambiar? Lo que parece claro es que Martita va a empezar a tirar del carro. La primera decisión, no dejar subir a Oriol y Esther en su transporte. ¡Y Manolo no dijo ni esta boca es mía! Aunque por su cara parece que le fastidió algo más no dejar subir a los azafatos y más después del favor de la noche anterior...¿Dónde están los límites? ¿Buenos sí pero tontos no si queren llegar a Bali?