Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nacer con el talento de la venta

Es imposible hablar con los gitanos sin tener en cuenta su talento para la venta. El Rastro de Madrid es el mejor escenario para mostrar el talento calé para la venta. En ese mercado, del que el 90% de los puestos pertenecen a los gitanos, se reúnen desde hace años distintas generaciones para vender todo tipos de bienes: ropa, bisutería, antigüedades y objetos de distintas clases. Es el caso de José López, tercer descendiente de una saga de vendedores ambulantes, o de Carmen "La China", una niña que sigue a rajatabla los consejos de su abuelo: "no tener laché", "vergüenza" en caló, y para quien la venta ambulante es su vida.