Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los gitanos veneran la tumba de sus muertos

Una costumbre que se mantiene muy viva en el pueblo gitano es la veneración a sus tumbas. Yolanda es florista en el cementerio de Carabanchel. Cada semana le cambia las flores a su padre. "Tuve el luto por mi padre durante un año. No podía entrar en un café, ni ver la tele ni escuchar la música. La hora de comer era especial. Me tiré casi tres meses sin comer nada", cuenta Yolanda. "Ya ha hecho tres años de lo de mi padre pero siempre lo llevaré en mi corazón", confiesa.