Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La muerte de un patriarca condiciona la vida y las costumbres de una familia

En el caso de 'Los Plantón', cada primavera la familia al completo presenta sus respetos al difunto antes de la apertura del tablao que el difunto construyó en vida. "Le echo mucho de menos aunque tengo a mis hijos", cuenta la viuda. "Somos gente muy estricta. Nos quitamos de salir. Yo que soy artista me quité. He estado seis años sin cantar", relata uno de sus hijos. En los cementerios, las tumbas gitanas destacan sobre el resto. Están personalizadas con los gustos que el difunto tenía en vida.