Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ley gitana se ejecuta en las calles

El Tío Rafael es uno de estos jueces gitanos, es un arreglador. "Arregladores que no somos patriarcas", explica Rafael. "No somos jueces. No los llevamos a la cárcel pero si es un delito mayor les desterramos de donde viven", cuenta. Las cámaras de 'Palabra de gitano'graban pro primera vez una mediación.