Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Padres lejanos' llega al final de su recorrido

El reto: Guiar a caballo 250 vacascuatro.com

'El cordobés' y su equipo repasan con cada pareja los logros conseguidos y el trabajo que les queda por hacer

Solo una etapa más.  35 kilómetros separan al grupo de su destino final, la Feria de Ganado de Moquehue. Están agotados y ya ni se molestan en mantener en orden el campamento. Los gauchos organizan una fiesta que transcurre en armonía hasta que Ana Mari inicia un repentino y desmedido ataque contra Oleg y Cristian. El habitual talante calmado de los gauchos recompone un poco el tono de la fiesta.
Manuel recuerda cómo cuando empezó a torear le dijo a su madre lo mismo que su padre: “O te visto de luto o te compro una casa” y pese a que los críticos auguraban que la vestiría de luto, triunfó. Quiere animar a los chicos a luchar por sus objetivos pese a los fracasos y reconoce que se ha sentido identificado con muchos de los problemas de relación que tenían las parejas de Padres Lejanos. Padres ausentes, hijos marcados por una infancia difícil,… Manuel está allí para demostrarles que hay futuro, pero aún hay que esforzarse.
Catalina y Nacho trabajan con cada pareja para que comparen su relación antes del programa con la que mantienen ahora, valoren los avances obtenidos y se comprometan a seguir mejorando sus puntos débiles. También recuerdan a quienes faltan, los únicos que pese a comenzar con el grupo la aventura tuvieron que abandonar a medio camino: Sara y Antonio.
Tras la venta de ganado y unas ganancias que ninguno logra calcular -entre el cambio de moneda y los porcentajes de reparto- llega el momento de la evaluación final, las últimas notas que se van a dar unos a otros. La evolución es notoria, ninguno baja del notable, aunque quizás alguno ha puntuado con excesiva benevolencia.
Pero para comprobar si esas notas fueron o no demasiado optimistas nada mejor que visitar a todos ocho meses después de esta gran aventura. ¿Cómo están? ¿Han logrado vivir juntos en paz? ¿Han cumplido sus promesas? ¿Trabajan? ¿Estudian? ¿Siguen con sus parejas? Todas las respuestas, en este último Padres Lejanos, el final de la aventura.