Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hermano de Cristian aparece para arreglar las cosas entre él y su madre

Las fotos de Cristian y Yolandacuatro.com

El equipo de 'Padres lejanos' decide traer a La Patagonia a Daniel, el otro hijo de Yolanda con el que Cristina compartió todos los malos ratos de la infancia.

El arreo hasta el campamento de Piedra Pintada muestra por un lado la gran habilidad que el grupo ha adquirido ya sobre los caballos y en la conducción de las vacas. Pero por otra parte pone de manifiesto que los enfrentamientos no han cesado. Pese a que Oleg se ha acercado más a su madre, su carácter arrogante provoca constantes discusiones con distintos miembros del grupo y cada vez está más marginado.
Cristian y su madre están estancados. Cuando parece que mejora su relación, una nueva discusión plagada de insultos y faltas de respeto demuestra que están casi en el punto de partida. “He tirado la toalla” confiesa Yolanda desesperada a Manuel. El equipo decide traer a La Patagonia a Daniel, el otro hijo de Yolanda con el que Cristina compartió todos los malos ratos de la infancia con su padre. Los hermanos están muy unidos y su presencia tiene un efecto balsámico inmediato.
Mientras tanto, en el campamento hay dos personas que echan especialmente de menos a Cristian y a Yolanda: Jenni y su padre, Antonio. Su relación, pese a lo complicada que se presentaba desde el inicio, ha mejorado mucho, pero les falta el paso definitivo: Antonio debe pedir perdón por su ausencia y Jenni debe perdonarlo.
Hana y Ana Mari han mejorado mucho su relación, apenas discuten, se lo pasan bien juntas… pero aún falta el vínculo emocional, el que más cuesta entre dos personas que han permanecido separadas tanto tiempo. Hana tiene que dar un paso importante, es simbólico, pero clave: llamar a Ana Mari “Mamá”.
Por su parte, Carlos y su madre pasan de un extremo a otro, de abrazarse a insultarse, de apoyarse a humillarse uno a otro… El final de Padres Lejanos se acerca y hay poco tiempo; el equipo trabaja intensamente con ellos pidiéndoles que se planteen cómo será su futuro juntos. Madre e hijo comienzan entonces una especie de cuento de La Lechera con el dinero que piensan ganar con la venta del ganado y el plan acaba de nuevo en un enfrentamiento.