Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El volcán Tungurahua comienza a calmarse aunque continúa la alerta roja

Tras la intensa actividad registrada en la tarde del sábado, las explosiones y las emisiones de ceniza y otros materiales incandescentes han ido disminuyendo hasta alcanzar niveles anecdóticos en horas de la noche. No obstante, los vertidos del cráter han sepultado un perímetro de dos kilómetros, afectando a varios cultivos.
A pesar de que los flujos volcánicos no han llegado a los municipios que rodean el Tungurahua, el director del IGN, Hugo Yépez, ha explicado que se mantiene la alerta roja como medida de prevención, por lo que se ha evacuado al 95 por ciento de la población de los municipios cercanos para evitar víctimas mortales o heridos.
Esta alerta abarca una área de ocho kilómetros alrededor del volcán que afecta a las localidades de Cusúa, Juive Grande, Pondoa, Juive Chico, Bilbao, Chontapamba, El Manzano, Choglontús, Puela, Chacauco y El Altar, así como a algunas zonas de Baños, informó la agencia ANDES.
El aumento de la actividad del volcán se registró a las 8.30 de la mañana del sábado (13.30 en la España peninsular), cuando empezó a producir estruendos, explosiones, emisiones de ceniza y expulsó material a más de 1,5 kilómetros de distancia del cráter. En las poblaciones ubicadas en sus faldas se sintieron vibraciones.