Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuando un travieso bebé usa a su perro a modo de taburete para conseguir comida

El clip apenas dura 37 segundos, pero desde que fuese publicado en Facebook por Rob Herbert cosecha ya más 68 millones de reproducciones en menos de dos semanas. La razón: la graciosa escena grabaron para el deleite de todos los usuarios en donde un bebé y su perro se erigen como protagonistas.

El pequeñajo, que aunque aún lleva sus dodotis ya ha aprendido a andar, alardea de ingenio en la grabación, pareciendo querer demostrar que, cuando tiene hambre, no hay nada que se le ponga por delante. Por eso, encontró en su perro, dócil y paciente, su mejor aliado a la hora de llegar a la comida del interior del frigorífico que tienen en casa.

Así, el perro se posiciona justo debajo del agarre del refrigerador, de tal modo que el pequeño termina usándole a modo de taburete para conseguir su propósito. Un pie, luego el otro… y por fin, los alimentos se muestran a su alcance. Sin embargo, tras un rato de indecisión sin saber con cuál quedarse y sin darle nada a su aliado, que aguantaba pacientemente su peso, este último termina por abandonar la misión, y el pequeñajo se queda colgando, solo en su aventura.