Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ola de calor por vientos africanos activa la alerta en 14 provincias

Concretamente, las provincias de Córdoba y Sevilla serán las más afectadas por los altos termómetros y registrarán la alerta naranja por riesgo importante de altas temperaturas superiores a los 40 grados. No obstante, también activarán la alerta amarilla, por altas temperaturas cercanas a los 40, las provincias de Almería, Cádiz, Huelva, Jaén, Zaragoza, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Madrid, Badajoz y La Rioja.

Así, las temperaturas serán "significativamente altas" en zonas del centro y sur peninsular y en el Valle del Ebro. Además, los cielos mostrarán intervalos nubosos al oeste de Galicia y al norte de las Islas Canarias, y de madrugada en el litoral mediterráneo peninsular. En el resto del territorio permanecerán poco nubosos o despejados. En esta línea, las temperaturas diurnas experimentarán un descenso ligero o moderado en el sureste, llegando a ser notable en la costa de Málaga y en Alicante y sin cambios en el resto del área mediterránea.
En el resto de la Península irán en ascenso moderado que será notable en el Cantábrico oriental y Alto Ebro. En Baleares, los termómetros sufrirán un descenso de ligero a moderado; mientras que en Canarias, subirán ligeramente. El viento soplará de flojo o moderado del suroeste al noroeste peninsular y en el litoral catalán; del este en el litoral de Alborán; y del noreste en las Islas Canarias. En el resto, los vientos serán flojos y variables. Por otra parte, se registrarán bancos de niebla matinales en Galicia y en el área cantábrica y habrá posibilidad de calimas en Canarias.
Según la AEMET, existe en torno a un 70 ó 90 por ciento de probabilidad de que este miércoles y hasta el próximo lunes se produzca una ola de calor en la Península, que afectará principalmente a la mitad sur y a la zona centro peninsular, así como al valle del Ebro, como consecuencia de la llegada de vientos africanos que podrían elevar los termómetros hasta los 42 grados. El jefe del área de predicción de la AEMET, Angel Alcázar, ha explicado que la situación meteorológica "favorece un aumento paulatino" aunque continuado de las temperaturas "a lo largo de todo lo que queda de semana", aunque ha recalcado que no se trata de un "motivo de alarma social" y que los cambios de este verano son "normales para la época del año" y la provoca la situación anticiclónica".