Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿De dónde viene el brote de E. coli?

El origen del brote por los pepinos contaminados con la bacteria 'E.Coli' todavía sigue siendo un misterio. Después de que la Comisión Europea levantara la alerta sanitaria contra los productos españoles por no haber encontrado indicios de que éstos fueran la causa de la epidemia, las autoridades siguen buscando el verdadero origen del brote que cada día se expande más sin poder ser controlado.
De momento, todos los análisis realizados tanto en Alemania como en España lo único que han dejado claro es que los pepinos españoles no son la causa del brote de 'E.coli'.
"Los últimos resultados de los tests en muestras de pepinos, llevados a cabo por las autoridades competentes, han mostrado que la verdura española no es responsable del brote que afecta a Alemania y a otros Estados miembros", tal y como confirmó el miércoles la Comisión Europea en un comunicado. Alemania aseguró, tras conocer las pruebas, que aunque se detectó 'E. Coli' en algunos pepinos, no se trataba del tipo responsable del brote que afecta a personas.
Por ello, el origen del brote todavía sigue siendo una incógnita. De esta manera, el comisario de Sanidad, John Dalli, ha reiterado su llamamiento "a los Estados miembros y, en particular, a Alemania, para que intensifiquen sus esfuerzos para identificar la posible fuente de contaminación".
Los expertos aseguran que esta bacteria suele estar presente en la carne picada de ternera, verduras frescas o zumos no pasteurizados, por lo que las autoridades centran sus esfuerzos en investigar todos los frentes posibles para dar con el verdadero origen de la epidemia. Incluso se ha ampliado la búsqueda del origen bacteriológico hasta al agua embotellada.
Mientras, el brote sigue expandiéndose sin que pueda ser controlado. Hasta ahora, ya se han registrado 17 muertos y más de 1.500 afectados en Alemania, Suecia, Dinamarca, Holanda, Austria, Reino Unido, República Checa, Francia y Rusia. En España, se investiga si el hombre ingresado grave en el Hospital Donostia es también por E.Coli.