Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente del CGPJ no decidirá sobre la suspensión de Garzón

El vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, ha decidido abstenerse en la tramitación de la suspensión cautelar del juez Baltasar Garzón mientras el Tribunal Supremo tramita tres querellas contra él con el fin de "preservar la independencia" del órgano de gobierno de los jueces.
Así se lo ha comunicado De Rosa a la Comisión Permanente del CGPJ en un escrito en el que, no obstante, afirma que no reconoce ninguna de las causas que ha esgrimido el juez de la Audiencia Nacional para recusarle.
De Rosa es uno de los tres miembros del CGPJ, junto a Margarita Robles, que también ha decidido apartarse del asunto, y la vocal Gema Gallego, que este lunes rechazó hacerlo, cuya abstención solicitó Garzón por considerar que existía "enemistad manifiesta" hacia él.
Peticiones de abstención de vocales.
El CGPJ ha rechazado tramitar la petición de los abogados que se querellaron contra el juez Baltasar Garzón para que tres vocales se abstuvieran en el expediente de su suspensión por su "amistad estrecha" con el magistrado de la Audiencia Nacional.
La Comisión Permanente del CGPJ ha decidido rechazar la solicitud de los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea porque la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) no prevé la intervención de personas ajenas al procedimiento de suspensión cautelar.
Mazón y Panea, que se querellaron contra Garzón por los cobros que percibió el juez del Banco Santander durante su estancia en la Universidad de Nueva York entre 2005 y 2006, habían pedido la abstención de los vocales José Manuel Gómez Benítez, Pío Aguirre y Miguel Carmona, alegando que mantienen una "amistad estrecha" con el juez.
Escuchas del 'caso Gürtel'
Baltasar Garzón considera que la situación de indefensión legal denunciada por el abogado de uno de los imputados en el 'caso Gürtel' al ordenar el juez intervenir sus comunicaciones en prisión, es "imaginaria", "abstracta" y "meramente potencial".
Así consta en el recurso de súplica presentado por el abogado de Garzón, Gonzalo Martínez-Fresneda, ante el Tribunal Supremo contra la admisión a trámite de la querella interpuesta por el abogado Ignacio Peláez, que defiende al empresario imputado en el "caso Gürtel" Jose Luis Ulibarri.
El letrado, que se adhiere al recurso presentado por la Fiscalía el pasado día 1 en el que argumentaba que las escuchas aportaron datos "clave" en la investigación, sostiene que el querellante debería justificar una "efectiva situación de indefensión, que sea real y no imaginaria, efectiva y no abstracta, actual y no meramente potencial".
Acusa a Peláez de invocar a su derecho de defensa de forma "genérica y abstracta" ya que, a su juicio, no ha sido capaz de poner "un solo ejemplo" en la querella de que Garzón haya aprovechado un eventual conocimiento de cuestiones sobre la estrategia de defensa para la instrucción de la causa.