Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de verduras congeladas mejora la salud del corazón y evita enfermedades cardiacas

La Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC), coincidiendo con el Día Mundial del Corazón, ha recordado la importancia de incorporar verduras a la dieta con el objetivo de mejorar la salud del principal órgano del cuerpo, el corazón, y evitar enfermedades cardiacas.
"Las verduras son extraordinariamente buenas para el corazón porque sus altos niveles en potasio ayudan a mantener niveles de tensión arterial normales, además de contar con múltiples vitaminas y precursores de vitaminas y varias sustancias antioxidantes y flavonas", ha afirmado la coordinadora del Programa de Alimentación y Salud de la Fundación Española del Corazón (FEC), la doctora María Elisa Calle.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Unas dolencias que se pueden esquivar si se actúa sobre factores de riesgo como la mala alimentación, la obesidad, la inactividad física o el tabaco.
"Lo ideal es consumir verdura de diferentes colores en el mismo día, ya que unas tienen más potasio, otras más provitamina A, otras tienen más vitamina C, otras más fibras. Lo más importante es que, de los 400 gramos diarios recomendados, el consumo sea lo más variado posible a lo largo de las diferentes comidas", ha detallado.
GRANDES ALIADAS PARA EL CORAZÓN
"Una buena alimentación influye directamente en el funcionamiento del corazón, permitiendo que trabaje en las mejores condiciones sin tener que vencer la resistencia de los vasos sanguíneos por un aumento de presión o porque esté obstruido por placas de colesterol", ha afirmado la doctora Calle.
En este sentido, una buena circulación sanguínea, que ayude a evitar los problemas vasculares, es una de las ventajas derivadas del consumo diario de frutas y verduras. Además, aporta pocas calorías por su escasez de grasa, y ayuda a "protegerse frente a la diabetes de la madurez y favorece a la actividad normal del riñón". añade.
Dentro de la familia de verduras, hay que destacar las de hoja verde como el brócoli, las coles, las espinacas, los espárragos verdes o los guisantes por su riqueza en vitaminas y minerales como el magnesio y la fibra. Desde ASEVEC añaden que, otro de los aspectos clave relacionado con los alimentos que consumimos en el día a día, es el método por el cual se cocinan los platos. Lo más saludable a la hora de preparar los alimentos es cocer al vapor, saltear, asar y cocinar en la parrilla.