Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tropas de Gadafi recuperan Ras Lanuf

Continúa la ofensiva de las tropas de Gadafi contra los rebeldes. La televisión libia ha informado este jueves de que las fuerzas gubernamentales han limpiado de "bandas armadas" Ras Lanuf, pero los rebeldes niegan que este puerto petrolero en el este del país haya caído en manos de las fuerzas de Muamar Gadafi.
Los rebeldes en las proximidades de Ras Lanuf han sido objeto de intensos bombardeos desde primera hora del jueves y según testigos, al menos dos tanques han avanzado hasta esta ciudad. Un soldado rebelde indicó a Reuters que las fuerzas gubernamentales habían entrado en la localidad y que los rebeldes se habían replegadovarios kilómetros al este. Sin embargo, otros dos rebeldes negaron que la ciudad hubiera caído.
La televisión estatal también ha informado de que otra localidad más al este, Brega, ha sido limpiada de rebeldes, pero un corresponsal de Reuters en la misma asegura que no hay señales de presencia de tropas de Gadafi sobre el terreno. Los rebeldes han denunciado que aviones de combate han bombardeado Brega durante la jornada.
Los rebeldes también pierden Zauiya
La estratégica ciudad de Zauiya, a unos 50 kilómetros al oeste de Trípoli, ha caído efectivamente en poder de las fuerzas leales al líder libio después de cinco días de intensos bombardeos, según informó desde el terreno el corresponsal de la BBC. La televisión estatal ha difundido imágenes de tropas y partidarios del Gobierno en el interior de la ciudad.
Asimismo, el enviado de la televisión pública británica ha estimado, en referencia al posible impacto de la imposición de una zona de exclusión aérea, que el ejemplo de Zauiya demuestra que las posibilidades reales del Ejército de Gadafi de recuperar el territorio actualmente en poder de los rebeldes dependen en buena medida de los ataques de la aviación.
Por su parte, el ministro de Defensa británico, Liam Fox, ha declarado a la BBC que en estos momentos se aprecia un "relativo empate entre las fuerzas militares" enfrentadas en Libia. "El régimen se está atrincherando en los alrededores de Trípoli", explicó
Los rebeldes controlan Brega
La violencia se recrudece un día más y los rebeldes libios han disparado cohetes en dirección al mar Mediterráneo después de un supuesto ataque contra las posiciones de los opositores por parte de cañoneros del líder libio, Muamar el Gadafi, en la línea del frente en el este del país norteafricano.
La contraofensiva de las fuerzas leales a Gadafi ha detenido el avance de los rebeldes por la costa oriental. Allí, estos últimos han tenido que retirarse de la estratégica ciudad de Bin Jawad al sufrir intensos ataques. "Vinimos a Bin Jawad pero nos dispararon con cañoneros, así que nos retiramos", explicó este miércoles por la noche un combatiente opositor al régimen, Adel Yahya. El coronel rebelde Bashir Abdul Qadr no pudo confirmar que se hubiese usado la flota de guerra, pero dijo: "Nos bombardearon desde el mar".
Los rebeldes, que han tomado varias zonas del este del país y van organizándose mejor, no han podido tomar la carretera costera situada al oeste de Sirte, la ciudad natal de Gadafi, porque se lo han impedido los carros y aviones de combate gubernamentales.
Los combatientes opositores, que son militares que han desertado del Ejército y jóvenes voluntarios, controlan la ciudad petrolera de Brega.
Detenidos periodistas de la BBC
Las fuerzas de seguridad del líder libio detuvieron y golpearon durante 21 horas a tres periodistas de un equipo de noticias de la BBC cuando intentaban alcanzar la ciudad de Zauiya, informó este jueves la cadena británica.
Los periodistas Goktay Koraltan, Feras Killani y Chris Cobb-Smith recibieron puñetazos, rodillazos y golpes con rifles, les pusieron unas capuchas y se les amenazó con ejecutarles por parte del Ejército libio y la Policía secreta, según la cadena británica. El equipo fue arrestado el lunes y estuvieron detenidos durante 21 horas. Actualmente, se encuentran fuera del país norteafricano.
La OTAN aumenta su presencia en el Mediterráneo
Los ministros de Defensa de la OTAN han acordado este jueves aumentar la presencia de la OTAN en el centro del Mediterráneo para reforzar las capacidades de vigilancia en la zona, según ha confirmado en rueda de prensa el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, que no ha precisado sobre el número exacto de barcos que se desplegarán en la zona.
Igualmente, los Veintiocho han acordado pedir a las autoridades militares aliadas "una planificación detallada" para eventualmente decretar una zona de exclusión aérea sobre Libia si se cuenta con una "nueva" resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.
En rueda de prensa, Rasmussen ha rechazado comentar unas presuntas declaraciones del presidente francés, Nicolas Sarkozy, sobre su intención de pedir a la Unión Europea la posibilidad de lanzar "ataques selectivos" en Libia. "No comento rumores no confirmados de fuentes anónimas", ha subrayado.
Francia reconoce al Gobierno de los rebeldes
Además, Francia ha anunciado este jueves que reconoce al rebelde Consejo Nacional Libio como el legítimo representante de los ciudadanos del país norteafricano y por ello enviará a un embajador a la ciudad de Benghazi, donde tiene su sede este órgano, y recibirá a un emisario de las fuerzas contrarias a Muamar Gadafi en París, según ha anunciado un portavoz del Elíseo al término de la reunión entre el presidente, Nicolas Sarkozy, y emisarios de los sublevados.
Emisarios de Gadafi en Portugal
Mientras, emisarios de Gadafi han viajado a Europa para reunirse con la UE y la OTAN. El ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Luis Amado, ha confirmado su reunión con un emisario del régimen libio al que no ha querido identificar y ha dejado claro que el mensaje que le dio para el líder libio es que su régimen ha perdido "toda su legitimidad" y que debe dejar el poder y dar paso a un "diálogo nacional".
A su llegada a una reunión informal de los ministros de Exteriores de la UE convocada de urgencia para tratar la crisis libia, Amado ha explicado a la prensa que el miércoles mantuvo una "conversación informal" en un hotel de Lisboa con una persona del régimen de Gadafi a la que conocía desde "hace años".
El jefe de la diplomacia lusa, que según fuentes diplomáticas consultó con la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, la convocatoria de este encuentro, informará a sus colegas europeos del contenido de las conversaciones.