Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se agrava la tragedia en Río de Janeiro por la llegada de más lluvias

La tragedia producida por las lluvias en las tres ciudades históricas de la sierra de Río: Petrópolis, Teresopolis y Nova Friburgo que se ha cobrado ya 512 vidas y cuyo número está destinado a crecer, se ha agravado en las últimas horas por la llegada de la lluvia en dicha región. En algunas de las ciudades más castigadas, como Teresópolis, aún hay decenas de desaparecidos. Se teme que muchos de ellos entrerrados bajo el lodo.
Tragedia anunciada
La prensa brasileña coincide este viernes al afirmar que la tragedia podía haberse evitado. En la zona, una de las de mayor afluencia turística sobre todo nacional, se han construído segundas residencias sin control urbanístico, lo que ha provocado un empobrecimiento del terreno que h aterminado con esta tragedia a la que la ONU considera una de las más grandes de los últimos tiempos. Los alrededores de esas lujosas casas de vacaciones han provocado una "favelización de la zona", con miles de personas hacinadas y las autoridades miraron hacia otro lado
que la favelización de la zona, los miles de construcciones levantadas ilegalmente en zonas de riesgo, empobreciendo el terreno y cargándose la vegetación, preparaba la tragedia. Y los políticos no lo vieron o no lo quisieron ver con lo que "la tragedia podría haber sido evitada"
Especulación urbanística
La presidenta Dilma Rousseff, que ha visitado las zonas afectadas, ha dicho textualmente que "la ocupación habitacional ilegal en esas zonas no ha sido algo ocasional sino que ha sido la norma". Y ha prometido que esta vez la acción de la Presidencia de la República va a movilizar todas sus fuerzas no sólo para una acción rápida de reconstrucción de las históricas ciudades arrasadas, sino sobre todo para acción seria y planificada de "prevención", ya que todos los economistas insisten en que "es más barato prevenir que reconstruir".
En la zona llueve de nuevo agravando así la situación en la que se encuentran miles de ciudadanos.